Páginas servidas: 67.983.778
23 - 01 - 2018

Opinión / Cartas al Director

Referencia: NIM3Z - Lunes, 23 de Octubre de 2017

Los días grises

Nada como unas buenas banderitas con su estrellita revolucionaria para alentar a la peña a sentirse distinta y llamada a escribir las grandes páginas de la nueva historia de una nación que nacerá libre, fraternal e igualitaria (aunque la confección de los trapos haya sido encargada al mejor postor y este, paradójicamente, tenga su empresa ubicada en territorio hostil). Nada como enfrentar a esas banderas otras en las que, bajo el escudo, se adivina todavía la sombra de un aguilucho que no termina de extinguirse y que portan orgullosas mayorías silenciosas que, de repente, rompen a hablar, con monosílabos, de las esencias de la patria… Así termina la jornada en los telediarios de todas las cadenas.

Entiendo la posición de los que abogan por no crear más divisiones argumentando lo contradictorio del asunto en un mundo globalizado, porque lo de las fronteras, las naciones, los himnos y las fanfarrias lo vengo teniendo meridiano desde que mi internacionalismo me hace ver este planeta como el azaroso hogar de todos los seres humanos que, por el mero hecho de habitarlo, merecen tener los mismos derechos. Pero también tengo claro que el respeto por las ideas de los demás es la única forma posible de convivencia, que dentro de esas ideas pueden estar las de formar una comunidad regida por sus propias normas y que ese sentimiento no puede ser prohibido por ninguna otra sociedad, ni existe ley alguna que pueda anularlo y, por lo tanto, no entiendo las razones que mueven a los “unionistas” a negar el pan y la sal a los “secesionistas”.

Ninguna de las personas a las que he interpelado acerca de por qué está en contra de que los catalanes se pronuncien por su autodeterminación ha sido capaz de darme como primera respuesta uno o más argumentos convincentes o, al menos, discutibles. Seguramente porque no se esperan la pregunta. -El ser humano es un animal tan de costumbres, que cuando se enfrenta al abismo de lo desconocido, lo que exige un nuevo esfuerzo de comprensión y análisis, se paraliza-. Así que me toca insistir formulando algunas cuestiones más explícitas: ¿En qué crees tú que te afectaría personalmente la independencia de Catalunya? ¿Hasta qué punto se modificarían tus condiciones laborales y tu salario? ¿Piensas que podrías visitar Barcelona sin problemas? ¿Qué relaciones tendrían los catalanes con nosotros? … Ninguna de mis dudas obtiene una respuesta. Los hay que aseguran no querer la separación de Catalunya porque les da pena, pero también están los “legítimos” que encuentran una salida al amparo de la sufrida Constitución. A los primeros debería recordarles que, de toda la vida, la pena de uno nunca ha sido amarra suficiente para evitar la marcha del otro; a los segundos que las leyes deberían estar siempre al servicio de los ciudadanos y si no cumplen ese requisito hay que modificarlas… Pero cuando llega ese momento, es a mí a quien empieza a darme pena todo y me amohíno (en la primera acepción del diccionario), tomo el último sorbo de mi vino y pienso: “qué pereza”.

Al día siguiente me levanto temprano y me dirijo a un conocido supermercado de la localidad a comprar unas cuantas viandas. Miro a mi alrededor y me pregunto en qué nos diferenciaremos esencialmente las personas que nos movemos entre estas estanterías de las que lo hacen a menos de quinientos kilómetros en cualquier pueblo de Catalunya entre las estanterías de la misma cadena de supermercados. Me pregunto, también, en que tiendas de lujo estarán comprando, en este mismo instante, los que diseñan las banderas… Ya lo tengo todo, así que me acerco a la caja en donde trabaja una conocida y mientras pasa mecánicamente los artículos por el lector de códigos, entablamos una vertiginosa conversación sobre lo humano y lo divino que se interrumpe con la intervención del hombre que me sigue en la cola:

-“El verdadero problema de España es que le pagamos sueldos a muchos extranjeros que no trabajan”… Retiro la tarjeta del datáfono con la intención de mantener la boca cerrada y marcharme, pero en el último instante saco fuerzas de flaqueza y le contesto:

-“Señor, lo que usted dice no es cierto pero, probablemente no voy a ser capaz de ponerme a su altura para discutírselo”.

Ahora sí que me voy, sin sentirme orgulloso de haber pronunciado esas palabras. ¿Pero cómo me sentiría de no haberlo hecho?

Ya está la luna colgadita en el salón del palacio del principado de Don Juan Manuel cuando se me ocurre recordar que vivimos en un comunidad autónoma con dos lenguas oficiales a sabiendas de que alguien reaccionará como si en algún momento de su vida hubiera sido torturado en una mazmorra y obligado a confesar un delito no cometido so pena de volverle a poner a todo volumen la discografía de Raimon… Eso no ha pasado nunca, pero vaya usted a saber por qué se pone así la gente cuando le mientan el valenciano… Y de nuevo aparece la pena, esa tristeza por la que unos dicen no querer que los otros se vayan, por la que los otros no pueden seguir con los unos y por la que yo me largo para mi casa con la idea de construirme un refugio antiodio donde guarecerme del constante bombardeo de la incomprensión y librarme de la tentación de aborrecer a los que no son mis cofrades.

Nada como unas buenas banderitas con su estrellita revolucionaria para alentar a la peña a sentirse distinta y llamada a escribir las grandes páginas de la nueva historia de una nación que nacerá libre, fraternal e igualitaria...

Nada como unas buenas banderitas con su estrellita revolucionaria para alentar a la peña a sentirse distinta y llamada a escribir las grandes páginas de la nueva historia de una nación que nacerá libre, fraternal e igualitaria...

Nada como enfrentar a esas banderas otras en las que, bajo el escudo, se adivina todavía la sombra de un aguilucho que no termina de extinguirse y que portan orgullosas mayorías silenciosas que, de repente, rompen a hablar, con monosílabos, de las esencias de la patria…

Nada como enfrentar a esas banderas otras en las que, bajo el escudo, se adivina todavía la sombra de un aguilucho que no termina de extinguirse y que portan orgullosas mayorías silenciosas que, de repente, rompen a hablar, con monosílabos, de las esencias de la patria…

Alguien reaccionará como si en algún momento de su vida hubiera sido torturado en una mazmorra y obligado a confesar un delito no cometido so pena de volverle a poner a todo volumen la discografía de Raimon…

Alguien reaccionará como si en algún momento de su vida hubiera sido torturado en una mazmorra y obligado a confesar un delito no cometido so pena de volverle a poner a todo volumen la discografía de Raimon…



Por:  Felipe Navarro

Comentarios a esta noticia

    #1

    RUBÉN
  • Aquí los únicos que oscurecen los días, son los que durante casi 40 años han estado adoctrinando con mentiras históricas y el odio a España (incluido a ti) como única base para la creación de un nuevo estado (poco menos que un paraíso).

    Alterar las “lindes” siempre a traído sangre. En España y en Sevastopol; aunque tú trivialices con eso y con tu visión de un mundo globalizado. La economía se globaliza para facilitar la concentración de capitales, pero nada más. No te vengas arriba. No se globaliza nada más. Y un hombre de izquierdas como tú, debería saberlo. La globalización es un paso más del capitalismo internacional. Por cierto, el capitalismo más duro.

    Alterar fronteras de forma unilateral a lo largo de la historia siempre ha traído muertes, y en ocasiones guerras. Por eso te digo que no trivialices. Si no tienes sentimientos nacionales, me parece muy loable, pero ojo con jugar con fuego. Lo de Yugoslavia fue hace 25 años solamente. Lo de Ucrania hace 3.

    Aunque tratas de ser equidistante con una y otra postura, se te sale la patita por debajo de la puerta. Dices: “No entiendo las razones que mueven a los “unionistas” a negar el pan y la sal a los “secesionistas”. Vamos a ver, quienes han negado el pan y la sal durante años han sido los nacionalistas a los no nacionalistas. ¿Quiénes rotulan desde hace años los productos catalanes en los supermercados con la cuatribarrada para comprar esos productos y no los del resto de España? ¿Quiénes sancionan económicamente a los que rotulan sus comercios en castellano? ¿Quiénes incumplen sistemáticamente las sentencias judiciales que establecían el derecho a la enseñanza de sus hijos en castellano? ¿Quiénes apalearon a dos chicas en plena calle (nunca hubo detenidos, a saber si se investigó) por hacer propaganda para ver un partido de la selección española? ¿Quiénes insultaron brutalmente a una niña de corta edad y a su padre por la calle por llevar la niña la camiseta de la selección española? Etc, etc, etc,…. ¿Quiénes eran? Pues los que ahora llevan la estrellada. Esto no es más que un paso más en su hoja de ruta que llevan poniéndola en práctica 40 años.

    Otra patita que se te sale por debajo de la puerta: Pides respeto por las ideas como única forma de convivencia. Pero sólo pides el respeto por los independentistas. No se te ocurre pedir respeto a esa mayoría silenciosa, que por fin se ha hecho oír, ni más ni menos que porque se veían ante el abismo de un estado creado por el odio, previendo para los no independentistas un futuro bastante más que gris. Antecedentes de limpieza en Cataluña ya los hubo con Luis Comapnys.

    Y lo del “aguilucho” ya cansa. Vamos a ver si te sacamos a ti y a muchos de la ignorancia, que el escudo de España con el águila, data de los tiempos de los Reyes Católicos. ¡Que tiene más de 500 años! ¡Que no es el escudo de Franco, ni de su régimen, ni de ningún partido! Es un escudo que a lo largo de la historia ha sufrido numerosísimas variaciones (el águila llegó a tener hasta 2 cabezas. Bicéfala se llama, para que tengas culturilla).

    https://www.heraldicahispanica.com/historiaescudo.htm

    La ignorancia es muy atrevida, y muy cansina.
  • Este foro le gusta a 1 persona Para votar y ver quién ha votado este foro debes de identificarte.
    jimenez
    Por: RUBÉN 23/10/2017 @ 20:34 Desde: Web
    RUBÉN

    Aquí los únicos que oscurecen los días, son los que durante casi 40 años han estado adoctrinando con mentiras históricas y el odio a España (incluido a ti) como única base para la creación de un nuevo estado (poco menos que un paraíso).

    Alterar las “lindes” siempre a traído sangre. En España y en Sevastopol; aunque tú trivialices con eso y con tu visión de un mundo globalizado. La economía se globaliza para facilitar la concentración de capitales, pero nada más. No te vengas arriba. No se globaliza nada más. Y un hombre de izquierdas como tú, debería saberlo. La globalización es un paso más del capitalismo internacional. Por cierto, el capitalismo más duro.

    Alterar fronteras de forma unilateral a lo largo de la historia siempre ha traído muertes, y en ocasiones guerras. Por eso te digo que no trivialices. Si no tienes sentimientos nacionales, me parece muy loable, pero ojo con jugar con fuego. Lo de Yugoslavia fue hace 25 años solamente. Lo de Ucrania hace 3.

    Aunque tratas de ser equidistante con una y otra postura, se te sale la patita por debajo de la puerta. Dices: “No entiendo las razones que mueven a los “unionistas” a negar el pan y la sal a los “secesionistas”. Vamos a ver, quienes han negado el pan y la sal durante años han sido los nacionalistas a los no nacionalistas. ¿Quiénes rotulan desde hace años los productos catalanes en los supermercados con la cuatribarrada para comprar esos productos y no los del resto de España? ¿Quiénes sancionan económicamente a los que rotulan sus comercios en castellano? ¿Quiénes incumplen sistemáticamente las sentencias judiciales que establecían el derecho a la enseñanza de sus hijos en castellano? ¿Quiénes apalearon a dos chicas en plena calle (nunca hubo detenidos, a saber si se investigó) por hacer propaganda para ver un partido de la selección española? ¿Quiénes insultaron brutalmente a una niña de corta edad y a su padre por la calle por llevar la niña la camiseta de la selección española? Etc, etc, etc,…. ¿Quiénes eran? Pues los que ahora llevan la estrellada. Esto no es más que un paso más en su hoja de ruta que llevan poniéndola en práctica 40 años.

    Otra patita que se te sale por debajo de la puerta: Pides respeto por las ideas como única forma de convivencia. Pero sólo pides el respeto por los independentistas. No se te ocurre pedir respeto a esa mayoría silenciosa, que por fin se ha hecho oír, ni más ni menos que porque se veían ante el abismo de un estado creado por el odio, previendo para los no independentistas un futuro bastante más que gris. Antecedentes de limpieza en Cataluña ya los hubo con Luis Comapnys.

    Y lo del “aguilucho” ya cansa. Vamos a ver si te sacamos a ti y a muchos de la ignorancia, que el escudo de España con el águila, data de los tiempos de los Reyes Católicos. ¡Que tiene más de 500 años! ¡Que no es el escudo de Franco, ni de su régimen, ni de ningún partido! Es un escudo que a lo largo de la historia ha sufrido numerosísimas variaciones (el águila llegó a tener hasta 2 cabezas. Bicéfala se llama, para que tengas culturilla).

    https://www.heraldicahispanica.com/historiaescudo.htm

    La ignorancia es muy atrevida, y muy cansina.

    Usuario EDPV Por: RUBÉN 23/10/2017 @ 20:34 Desde: Web

    #2

    juan1rei
  • Señor Felipe, no hay revolución sin sangre y por lo que leo es lo que Usted y todos los independentistas buscan, sean Gallegos, Vascos, Valencianos etc...etc.
    Y la respuesta de su conocida cajera quizás a Usted no le gusto pero es una cruda realidad. Vaya Usted a Caritas, Cruz Roja, Servicios Sociales y Quizás se acuerde de su amiga. Las Autonomías deberían ser eliminadas y los independentistas también.
  • Sin Votos Para votar y ver quién ha votado este foro debes de identificarte.
    Por: juan1rei 23/10/2017 @ 21:36 Desde: Web
    juan1rei

    Señor Felipe, no hay revolución sin sangre y por lo que leo es lo que Usted y todos los independentistas buscan, sean Gallegos, Vascos, Valencianos etc...etc.
    Y la respuesta de su conocida cajera quizás a Usted no le gusto pero es una cruda realidad. Vaya Usted a Caritas, Cruz Roja, Servicios Sociales y Quizás se acuerde de su amiga. Las Autonomías deberían ser eliminadas y los independentistas también.

    Usuario EDPV Por: juan1rei 23/10/2017 @ 21:36 Desde: Web

    #3

    Buri
  • #0 Ya los has enfadado...
  • Este foro le gusta a 1 persona Para votar y ver quién ha votado este foro debes de identificarte.
    jimenez
    Por: Buri 24/10/2017 @ 12:34 Desde: Web
    Buri

    #0 Ya los has enfadado...

    Usuario EDPV Por: Buri 24/10/2017 @ 12:34 Desde: Web

Los días grises
Nada como unas buenas banderitas con su estrellita revolucionaria para alentar a la peña a sentirse distinta y llamada a escribir las grandes páginas de la nueva historia de una nación que nacerá libre, fraternal e igualitaria (aunque la confección de los trapos haya sido encargada al mejor postor y este, paradójicamente, tenga su empresa ubicada en territorio hostil). Nada como enfrentar a esas banderas otras en las que, bajo el escudo, se adivina todavía la sombra de un aguilucho que no termina de extinguirse y que portan orgullosas mayorías silenciosas que, de repente, rompen a hablar, con monosílabos, de las esencias de la patria… Así termina la jornada en los telediarios de todas las cadenas.

EDPV Por: Felipe Navarro ... Desde: Web
Comentar esta noticia

Para poder comentar regístrese o valídese con su usuario EDPV o de Facebook

Usuario EDPV  Usuarios EDPV
Usuario:     Contraseña:   ACEPTAR ->

Si no tiene ningún usuario creado Nuevo usuario

Usuario Facebook  Usuarios Facebook

    Si tiene un usuario Facebook también puede utilizarlo para opinar

    facebook

Estadísticas

  • Visitas: 1052
  • Impresa: 2
  • Enviada: 0

Valora esta Noticia

  • ¿Te ha gustado este artículo? Valora la noticia con una nota de 1 a 5
  • Voto 1 Voto 2 Voto 3 Voto 4 Voto 5
  • 17 puntos por 5 lectores

Búsqueda

    Buscar noticias sobre:


    Fecha Visitas
banner
El Periódico de Villena, S.L.
C/. Joaquín María López, 21. Primero B - Villena (Alicante) España: 03400
CIF.:B-54029632 - Teléfono: +34 966.153.422
redaccion@elperiodicodevillena.com
acceso anunciantes
Realizado con ENIUS de Telémaco Sistemas

Esta web utiliza cookies propias y de terceros que son necesarias para el proceso de registro y el análisis de la navegacion de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Ver política de cookies

acepto las cookies