Páginas servidas: 72.765.609
18 - 06 - 2018

Suplementos / Revista de Prensa

Referencia: LQN3Z - Miércoles, 2 de Mayo de 2018

El Júcar-Vinalopó entrará en servicio 16 años después de iniciadas las obras

José María Aznar, entonces presidente del Gobierno, puso la primera piedra del trasvase Júcar-Vinalopó en 2002. Los regantes veían cumplido un sueño demorado durante mucho tiempo. Pero han pasado 16 años y todavía no ha entrado en servicio de forma regular, pese a que la construcción de la infraestructura supuso una inversión cercana a los 400 millones de euros.

Regantes y el Ministerio de Medio Ambiente han conseguido llegar a un principio de acuerdo para la firma de un convenio que permitirá que la infraestructura se ponga en marcha definitivamente. Está todo a punto a falta de una serie de informes técnicos que se pueden ultimar en las próximas semanas.

El acuerdo incorporará al trasvase la desalinizadora de Mutxamel, otra de las infraestructuras hídricas que no se está utilizando en la provincia de Alicante. Su construcción supuso una inversión cercana a los 90 millones de euros. Hasta el momento apenas ha suministrado 10 hectómetros cúbicos para abastecer la Marina Baixa en el verano de 2016. De todas formas, en estos momentos se está pendiente de la construcción de un depósito de regulación que no estará finalizado hasta el año próximo.

Desalinizadora de Mutxamel
La incorporación de la desalinizadora al convenio es uno de los puntos más espinosos desde el punto de vista legal y está frenando la firma a falta de que los informes legales del Ministerio avalen que es posible incluir su producción en el acuerdo.

Los regantes y el Ministerio de Medio Ambiente llevan ya años negociando para cerrar un pacto. En principio, la cantidad de agua que subirá desde el azud de la Marquesa en Cullera hasta el Vinalopó sería muy inferior a la planteada en el momento que se diseñó el trasvase. El principio de acuerdo alcanzado plantea que se transferirán 27 hectómetros cúbicos anuales, 20 para regadío y el resto para consumo humano. A estos caudales habrá que sumar la producción de la desalinizadora de Mutxamel (18 hectómetros cúbicos anuales). Estos caudales se destinarán en principio a satisfacer la demanda urbana ante la escasa calidad del agua procedente del azud de la Marquesa en Cullera, punto de origen del trasvase.

El trasvase al Júcar fue inicialmente concebido para transferir 80 hectómetros cúbicos anuales frente a los 27 planteados en el principio de acuerdo. Es decir, sólo un tercio de la cantidad prevista al comenzar las obras.

Hasta ahora, únicamente se han trasvasado 29,1 hectómetros cúbicos de agua. De esta forma, sólo ha llegado al Vinalopó el 7,2% de la cantidad inicialmente prevista. Durante estos años de funcionamiento se han transferido 21,4 hectómetros cúbicos: 5,2 en el año hidrológico 2014-2015; 7,5, en el 2015-2016 y 8,7, en el 2016-2017.

A esta cifra hay que sumar los 4,3 hectómetros cúbicos del año hidrológico 2012-2013, como consecuencia del vaciado de urgencia del embalse de San Diego. Con el primer llenado de esta presa se descubrió una grieta que ha impedido su utilización tras una inversión de 40 millones de euros. El Ministerio de Medio Ambiente está estudiando la mejor solución para arreglar esta infraestructura.

Uno de los puntos más importantes del acuerdo es el precio del agua del trasvase. Los regantes mantienen que no pueden pagar un precio superior a los 20 céntimos de euro el metro cúbico (ahora les cuesta 0,16), ya que de otra forma las explotaciones agrícolas de toda la comarca no serían rentables. La pretensión inicial del Ministerio era cobrarla a 0,30 céntimos.

La firma del convenio también se ha visto dificultada por el cambio de ubicación en la toma del trasvase. En el proyecto original se situaba en la cabecera del río Júcar (Cortes de Pallás). Ahora bien, el Gobierno de Rodríguez Zapatero optó por trasladarla al Azud de la Marquesa, que no tiene calidad para abastecer el consumo humano. Como consecuencia se tuvo que construir una potabilizadora en Villena. Por otro lado, los usuarios del trasvase tendrán que hacer frente al pago de unos 250 millones que ha supuesto el coste de la infraestructura (descontadas las subvenciones de la Unión Europea).

Autor: Juan Sanchís
Fuente: Las Provincias

Por:  Redacción >>

Enlaces relacionados con esta noticia

Comentarios a esta noticia

El Júcar-Vinalopó entrará en servicio 16 años después de iniciadas las obras
José María Aznar, entonces presidente del Gobierno, puso la primera piedra del trasvase Júcar-Vinalopó en 2002. Los regantes veían cumplido un sueño demorado durante mucho tiempo. Pero han pasado 16 años y todavía no ha entrado en servicio de forma regular, pese a que la construcción de la infraestructura supuso una inversión cercana a los 400 millones de euros.

EDPV Por: Redacción... Desde:
Comentar esta noticia

Para poder comentar regístrese o valídese con su usuario EDPV o de Facebook

Usuario EDPV  Usuarios EDPV
Usuario:     Contraseña:   ACEPTAR ->

Si no tiene ningún usuario creado Nuevo usuario

Usuario Facebook  Usuarios Facebook

    Si tiene un usuario Facebook también puede utilizarlo para opinar

    facebook

Estadísticas

  • Visitas: 820
  • Impresa: 0
  • Enviada: 0

Valora esta Noticia

  • ¿Te ha gustado este artículo? Valora la noticia con una nota de 1 a 5
  • Voto 1 Voto 2 Voto 3 Voto 4 Voto 5

Búsqueda

    Buscar noticias sobre:


    Fecha Visitas
banner
El Periódico de Villena, S.L.
C/. Joaquín María López, 21. Primero B - Villena (Alicante) España: 03400
CIF.:B-54029632 - Teléfono: +34 966.153.422
redaccion@elperiodicodevillena.com
acceso anunciantes
Realizado con ENIUS de Telémaco Sistemas
banner
banner

Esta web utiliza cookies propias y de terceros que son necesarias para el proceso de registro y el análisis de la navegacion de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Ver política de cookies

acepto las cookies