Deportes

Aviana en los Senderos del Cid (Petrer)

Una ruta intensa en sensaciones, sorpresiva por los parajes y sugestiva por las fenomenales panorámicas obtenidas

Aún era de noche a las 7 de la mañana cuando 31 socios de Aviana nos desplazamos en coches particulares a la vecina localidad de Petrer, para realizar una muy entretenida ruta, aunque exigente, por las sendas del Cid, entre la cumbre de la Silla del Cid (1.152 m) y la Cima del Cid donde se encuentran las antenas (1.104 m), en total 17 km y 700 m de desnivel acumulado.

Amanecía cuando dejamos los coches en el lugar donde tradicionalmente se inicia la subida a la “Silla del Cid”. Comenzamos la marcha por una senda en continuo sube y baja, para continuar el ascenso por el barranco del Cid hasta alcanzar el camino que sube a las antenas. Este tramo resultó entretenido, variado y exigente técnicamente. Continuamos por el camino hasta la parada para el almuerzo, en un cruce donde hay un ciprés de Arizona (Cupressus arizónica), que en la época de Navidad los senderistas y ciclistas adornan para la ocasión.

Después del almuerzo continuamos la ruta ascendiendo en dirección al mirador del Cid, desde donde se tiene unas magníficas vistas del valle de Agost, de la costa alicantina, de los parajes del Rincón Bello y Xorret de Catí, así como de las diferentes sierras circundantes, el Maigmó, el Derramador... A partir de aquí giramos a la izquierda, por una senda que recorre toda la crestería en dirección a la Silla del Cid. Este tramo, en algunos momentos algo expuesto, obliga a extremar los sentidos, nos permite seguir contemplando unas espectaculares vistas, ya que discurre por una pared rocosa que se elevada sobre el valle más de 300 m. Siguiendo este sendero llegamos hasta el collado del Contador, donde girando a la izquierda tomando una senda que discurriendo a los pies de las formaciones rocosas de la cara sur de la silla de Cid nos condujo a nuestro punto de partida.

Respecto a la vegetación, se alternan zonas de sotobosque y espartales con zonas arboladas de pino carrasco de repoblación y alguna encina. A destacar en esta época del año el romero y la corona de fraile (Globularia alypum) que se encuentran en plena floración. En la cara norte de la sierra de las antenas se hacen notar algunos ejemplares de madroños y de durillo.

En esta mañana del domingo, con una temperatura fantástica para esta época del año, disfrutamos de una magnifica ruta por las sierras del Cid, intensa en sensaciones, sorpresiva por los parajes que descubrimos y sugestiva por las fenomenales panorámicas obtenidas a cada paso.

Por: Mavi Pardo Luna y Mateo Hernández Mollá




[Total:1    Promedio:5/5]
Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba