Motor

DelfinRacing consigue por segundo año consecutivo el Raid 1000 Kasbash


El equipo de competición de Villena comandado por Julio Tomás hijo y J. Tomás padre, ha ganado por segundo año consecutivo el RAID 1000 KASBASH, que recorrió el desierto africano durante 5 días, del 8 al 13 abril, en su novena edición.
Julio Tomás María y Julio Tomás Hernández, con el Range Rover Delfin Racing, han conseguido la victoria por segundo año consecutivo tras completar un recorrido muy selectivo, que ha obligado al abandono de varios de los equipos participantes que disputaban los primeros puestos y que ha marcado grandes diferencias motivadas por una navegación especialmente difícil.

Un gran reto
Una madrugada en la primavera de 1993, atendiendo al reclamo de un anuncio en la prensa especializada, 6 equipos, compuestos por aficionados del sur de España, se reunían junto con sus vehículos todo terreno en un lugar cercano a Granada. El objetivo era completar un bucle en Marruecos recorriendo la menor distancia, usando un mapa y un croquis con algunas notas como únicas referencias. Se trataba de una forma diferente de entender la competición en la que lo importante no era llegar el primero, sino afrontar las dificultades del camino más corto, a veces insalvables sin espíritu solidario.

El reto surgía como una alternativa a los míticos rallies africanos, que habían alimentado el sueño del desafío del hombre y la máquina con la naturaleza en su cara más hostil, pero que resultaban inaccesibles por sus elevados presupuestos. Detrás de esta idea no había ninguna campaña promocional con la etiqueta de aventura, por lo que su difusión fue lenta pero constante. Limitada en un principio a un reducido círculo de amantes de la navegación terrestre, la participación fue aumentando a medida que el GPS, complemento imprescindible, se hacía más popular, y la inquietud por trazar rutas perdidas, descubrir parajes espectaculares o compartir el vivac después de una intensa jornada, atraía cada vez más a un creciente número de usuarios de vehículos todo terreno.

La experiencia de años de trabajo, el apoyo institucional en Marruecos y el seguimiento de la prensa especializada, convierten poco a poco al Raid 1000 Kasbahs en referencia obligada cuando se habla de Orientación Todo Terreno y en la alternativa más asequible para aquellos que quieren vivir la aventura al límite en las mejores condiciones de organización y seguridad. Participantes ilustres, desde veteranos del Dakar hasta un equipo oficial de la Guardia Civil, han ido engrosando las filas de los que ponen a prueba cada año su capacidad de orientación en el desierto, calibrando las posibilidades del vehículo y sin más asistencia que los demás compañeros, al tiempo que disfrutan de impresionantes lugares y de la hospitalidad de sus gentes.

[Total:0    Promedio:0/5]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba