Empresas

La artesanía festera, un sector “totalmente hundido”

La Subdelegada del Gobierno en Alicante se reúne con los empresarios y se compromete a trasladar sus reivindicaciones al Gobierno y la Generalitat

La Subdelegada del Gobierno en Alicante, Araceli Poblador, ha mantenido hoy una reunión con el alcalde y los representantes del sector de la artesanía festera, una industria de gran importancia en Villena y que está totalmente parada desde marzo y con serias dudas sobre su posible continuidad en el futuro.

Invitada a mantener este encuentro con el alcalde, la Subdelegada del Gobierno ha podido conocer de primera mano la realidad de un sector “totalmente parado desde marzo”, ha mostrado su “preocupación” por todas las familias que dependen de este sector y se ha comprometido a ejercer de “correa de transmisión para dar visibilidad a este problema y que tanto el Gobierno Central como la Generalitat Valenciana sean conscientes de él”.

Para Araceli Poblador, la artesanía festera “debe tener mucha más visibilidad, porque no solo es industria, sino que también contribuye al turismo y representa unas tradiciones artesanales e identitarias que no podemos perder, porque si alguna de estas empresas cierra y ya no puede recuperarse, perderemos conocimiento e identidad, porque los Moros y Cristianos forman parte de nuestra cultura”.

Por ello, la Subdelegada del Gobierno se comprometía a “volver otro día a mantener otra reunión, de carácter más técnico, para conocer en detalle las necesidades y los problemas y trasladarlo allí es necesario”.

Aprovechando su comparecencia, Poblador señalaba que “nos quedan momentos difíciles por pasar a todos”, por lo que mandaba “un mensaje de ánimo, pero también responsabilidad, a la población”, señalando que “cuanto antes salgamos de esta, y eso es algo a lo que todos podemos contribuir, mejor para todos”.




Un sector totalmente hundido

Paco Jordán, de la empresa Abbasíes, calificaba como “buena” la reunión, “porque nadie se acordaba de nosotros y por algo se empieza”. No obstante, señalaba que el sector “está hundido total, con 0 ingresos en seis meses, y ahora vienen otros seis y estamos pidiendo ayuda para ver cómo aguantamos para no cerrar, porque si cerramos no volvemos, y alguna empresa ya me ha dicho que podría aguantar solo hasta enero, y como esto se acabe, no habrá trajes, ni visitas a Villena ni nada”.

“Hasta ahora ni Diputación, ni Generalitat ni nadie nos ha hecho caso, ni nos nombran”, decía el empresario, “solo el ayuntamiento de Villena está intentando ayudarnos, como la visita de hoy o las ayudas que ha anunciado, que son bienvenidas pero tampoco resuelven nada”.

Por su parte Agustín Amorós, de la empresa Almorávides, calificaba de “puñalada” el anuncio hecho el otro día por la Consellera de Sanidad, Ana Barceló, anunciando que “no habrá Moros y Cristianos hasta que no haya vacuna”. “Está claro que la salud es lo primero”, decía, pero recibir esa noticia “cuando había personas de otras poblaciones que ya nos estaban llamando, y ahora casi al 100% van a suspender sus fiestas a raíz de esa declaración, es muy duro”.

Más allá de lo económico, el daño es “también psicológico” para las personas afectadas, decía otra representante del sector. “El daño es terrible y moralmente estamos hundidos”. Por ello, y siendo inviable que haya fiestas mientras no exista una vacuna, “podrían traspasar el calendario y que lo que no se pueda hacer en primavera se traslade a otoño, y así podríamos respirar un poco”, concluían.




[Total:2    Promedio:5/5]
Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba