Sucesos

La calle Capitán López Tarruella, cerrada por un desprendimiento de una fachada en mal estado

Aunque el edificio es de propiedad privada, el ayuntamiento lleva años intentando darle una solución sin conseguirlo hasta ahora

Durante la tarde de ayer tuvo lugar un nuevo desprendimiento de la fachada del edificio que desde hace años se encuentra protegido por una malla en la calle Capitán López Tarruella de nuestra ciudad, que de forma inmediata ha sido cortada al tráfico tanto de vehículos como peatonal.

Al parecer, la situación no reviste especial peligro, puesto que las primeras inspecciones han determinado que el desprendimiento ha afectado a elementos decorativos de la fachada, no a la estructura del edificio, con lo que todo apunta a que su apertura tendrá lugar en breve.

Con todo, la preocupación es palpable, y más si tenemos en cuenta que durante la Romería del domingo y las Fiestas en general, son miles las personas que pasan a diario por dicha calle, del mal estado de cuyos edificios se viene alertando desde hace años, una denuncia que incluso ha trascendido a la prensa provincial.

Por el momento, el ayuntamiento se va a hacer cargo de forma subsidiaria de los costes de la reparación, para repercutirlos posteriormente sobre los propietarios del inmueble, a quienes el ayuntamiento lleva años instando sin éxito a dar una solución al problema.

De hecho, entre las propuestas del programa electoral Verde de 2019 se encontraba la adquisición de dicho inmueble por parte del ayuntamiento, algo que obviamente tampoco ha sucedido.

(Votos: 7 Promedio: 2.9)

4 comentarios

  1. Desconozco cual es la normativa vigente al respecto, pero hasta donde yo sé cuando una casa está en ruinas, es obligado que se derribe la vivienda por la posible afección a viviendas colindantes. Si es correcta mi afirmación, no entiendo porqué esta casa lleva tantos años en el lamentable estado que está en pleno centro urbano. ¿No hay ningún interés de por medio? Si no lo hay, no entiendo porqué el Ayuntamiento no les ha obligado a derribar para evitar males mayores. Claro, como siempre, el tiempo no avisa, y justo ahora que se acercan fechas señaladas, ocurre un problemita que afecta a las fiestas, ¿Cómo hacemos? ¿Cambiamos por no haber hecho vuestro trabajo cuando tocaba? El refrán dice que «las cosas de palacio van despacio» pero en este caso me inclino por ser un mal pensado y echar la culpa a algún interés oculto por parte de «alguien» para «conseguir» vete tú a saber qué. El tiempo dará la razón a unos o la quitará, pero está claro que aquí algo se ha hecho mal y algo huele a podrido.

  2. El dueño de dicho inmueble ….que tendría que haberlo cuidado en los años….. porque sería uno de los edificio mas bonito de Villena por la fachada tan antigua…
    Lastima que se dejo caer a pedazo …El dueño no creo que tenga problema de dinero…si no lo habría vendido hace años..
    Y si se cae un trozo y mata a un niño?? El dueño se irá a la carcel??por su avaricia se está esperando que caiga por construir un edificio???

  3. Pasará lo de siempre, cuando haya una desgracia se encontrará con pasmosa inmediatez una solución. Esperemos que esta sea la excepción, y la tiren ya abajo; porque no tiene que ser precisamente un niño el afectado por un posible, más que posible, derrumbe; sino una familia entera. Y en el supuesto de que pasase -crucemos los dedos- la venida abajo del edificio, la malla que han colocado por colocar algo tendría la misma eficiencia que si la hubiesen cogido con tiritas.
    ANTONIO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba