Historia

La ubicación exacta de la Torre del Orejón seguirá siendo un misterio

Una cata arqueológica encuentra restos en el lugar donde se supone que estuvo, pero no se sabe si pertenecen a la torre o a otras construcciones

Una cata en la zona, proyecto propuesto dentro de los presupuestos participativos, no ha sido capaz de arrojar luz sobre la ubicación exacta de la Torre del Orejón. Han aparecido restos, pero no se puede asegurar a ciencia cierta que sean de dicha construcción.

La edil de Participación, Mercedes Menor, recordaba que la iniciativa partió de la asociación El Salicornio, con el objetivo de encontrar restos de la estructura de la torre a fin de determinar la ubicación exacta de la misma. Dicha cata, añadía el arqueólogo responsable, Marco Aurelio Esquembre, ya se ha llevado a cabo, con una pequeña excavación de 3 por 2 metros en lugar donde testimonios orales aseguraban haber visto restos de dicha estructura. Más concretamente, se trataba del testimonio del constructor local Ángel Sánchez, el Zorro, que aseguraba haber visto restos de la cimentación de la torre cuando se construyó la barandilla de la fuente de la Plaza Mayor, en 1995.

Siguiendo esas indicaciones, y gracias a la cata, se ha encontrado “una gran masa de cimentación con mortero no contemporáneo, que podemos fechar entre los siglos XII y XIII”, apuntaba el arqueólogo. Y añadía que, junto a ella, han aparecido restos de un “estrato adosado con materiales que se pueden datar en los siglos XVIII o XVIII y que podrían ser de la Torre del Orejón… o no, pues pueden ser restos de una vivienda, de un fragmento de muralla, etc.”.

Dicha gran masa de cimentación con mortero, añadía Luz Pérez, técnico del Museo, “coincide con la encontrada en 2004 con motivo de las obras del eje Santa María – Santiago”, que en su momento “tampoco nos permitió saber con exactitud si se trata de la Torre del Orejón o algún edificio anterior al siglo XIX construido frente la subida de Santa Bárbara”.

Por desgracia, concluía, “las dimensiones de la excavación no son suficientes para sacar más conclusiones”, por lo que habrá que esperar a una próxima ocasión para salir de dudas. La cata, tras ser señalizada, volverá a ser cerrada, sin que se sepa hasta ahora cuándo podrá retomarse dicha investigación, “pues los recursos son escasos y el Museo sigue con muchos frentes abiertos en el Cabezo y los yacimientos de la Corona y Casas del Campo”, apuntaba la edil.

[Total:1    Promedio:2/5]
Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba