Ciudad

Las autovías de Valencia y Alicante, unidas al fin por la Font de la Figuera

Fulgencio Cerdán aprovecha el encuentro con el ministro Ábalos para reclamar la conexión de la autovía con la estación AVE

Han tenido que pasar varias décadas para que se dé solución a uno de los tramos de la red nacional de carreteras más peligrosos, el que une las localidades de La Font de la Figuera y Villena de la N-344, una vía de doble sentido, de trazado estrecho y sinuoso que soporta diariamente 15.000 vehículos, de los que el 60% son camiones, uno de los porcentajes más altos de todas las carreteras del Estado.

Todo ese tráfico se desvía a partir de ahora por la nueva A-33 que transcurre entre las comunidades autónomas de Murcia y Valencia.


Ayer se abría al tráfico el ramal directo que conecta la A-33 con la A-31, dirección Valencia, de 3 kilómetros de recorrido, con tres pasos superiores, que permitirá reducir el tiempo en 2,7 minutos y una gran mejora en las condiciones de seguridad. La obra ha sido ejecutada por la empresa Acciona y ha contado con un presupuesto de 116 millones de euros.


A la puesta de servicio de esta vía asistía el ministro de Transporte, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, quien recordaba que era el tercer subtramo de esta autovía el que había inaugurado en los años que lleva como ministro y subrayaba la importancia de esta vía porque supone «la mejora del Corredor Mediterráneo de mercancías», aunque también apuntaba que aún queda la finalización del nudo de la A-33 con la A-35, para unir Valencia con Murcia a través de Caudete y Yecla.


Ábalos estaba acompañado de los alcaldes de las localidades afectadas, Vicent Muñoz (La Font de la Figuera) y Fulgencio Cerdán (Villena), así como de otros municipios de ambas comarcas el presidente de la Diputación, Toni Gaspar; así como el conseller de Política Territorial, Obras Públicas y Movilidad, Arcadi España, quien recordaba las vidas que se ha llevado esta vía y aprovechaba para bromear que el coste de este tramo ha contado con más inversión que todo el presupuesto de su Conselleria.



Una reivindicación histórica… y otra que lleva camino de serlo

El alcalde de Villena, Fulgencio Cerdán, señalaba la conexión de ambas autovías y la eliminación del punto negro supone el fin de “una histórica reivindicación de nuestra comarca”.

Asimismo, aprovecha el encuentro con el ministro de Transportes, el conseller de Infraestructuras y el Secretario General de Infraestructuras, Julián López Milla, para “retomar las conversaciones sobre la necesaria actuación del acceso desde la A31 a la estación del AVE”.

El compromiso adquirido por el ministro y la consellería, ha señalado Cerdán, “sigue en pie, y nos han emplazado a que pongamos a su disposición la propuesta elaborada por el Ayuntamiento de Villena para abordar el proyecto a varias bandas”, motivo por el cual el alcalde “agradecía” la “predisposición del ministerio y de la Conselleria para resolver este asunto, que no es un problema de Villena, sino del interior de la provincia de Alicante”.




[Total:0    Promedio:0/5]
Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba