Política

Lealtad Institucional

La ausencia del Partido Popular en la recepción de la Corporación Municipal a la Ministra de Medio Ambiente Cristina Narbona y sus posteriores explicaciones, dejan muy a las claras el escaso respeto que este partido político tiene por las instituciones democráticas y por las personas que las representan.
El Partido Popular nos ha demostrado una vez más su desprecio hacia la democracia cuando los representantes que visitan nuestra ciudad no pertenecen a su partido. Es muy diferente su actitud si quien viene a Villena es del PP o del PSOE.

A lo largo de todos estos años muchas e importantes han sido las visitas de autoridades a nuestra ciudad, y no siempre han mantenido reuniones específicas con la Corporación Municipal, pero los representantes de los ciudadanos siempre les han dado la bienvenida a nuestro pueblo; digamos que éstas son las mínimas normas de cortesía y educación que se exige a quienes tienen el honor de representar a la ciudadanía de Villena.

Seguramente será el talante, pero los socialistas no nos comportamos igual. Baste señalar el comportamiento que tuvieron los concejales socialistas durante la visita que el entonces Presidente del Gobierno Sr. Aznar realizó a nuestra ciudad en febrero del año 2004, en compañía de la entonces Ministra de Medio Ambiente Dª Elvira Rodríguez. En aquella fría y lluviosa mañana la totalidad de concejales socialistas acompañamos a la alcaldesa de esta ciudad a recibir al Presidente de Gobierno, que tampoco se reunió con los grupos políticos municipales. Sin embargo allí estuvimos, porque quien visitaba nuestra ciudad era el Presidente del Gobierno de España y se merecía, aunque como equipo de gobierno no compartiéramos su ideología, que los representantes de la ciudadanía estuviéramos allí. Este gesto es denominado Lealtad Institucional, lo que quiere decir que por encima de las personas, por encima de los partidos políticos, están las instituciones democráticas y las personas que las representan. Idéntico comportamiento hemos mantenido cuando a nuestra ciudad ha venido el Presidente de la Diputación Provincial o el de la Generalitat, que nos visitaron para acompañar a una compañera de partido en su pregón de fiestas; pero a pesar de que el Presidente Camps no ha recibido a nuestra alcaldesa en casi dos años y medio que llevamos en el gobierno de la ciudad, a pesar de que como equipo de gobierno tenemos discrepancias con el Sr. Ripoll, que sigue sin cumplir sus compromisos con Villena, la actitud de los socialistas es bien diferente a la de los concejales populares. Para los socialistas la Lealtad Institucional es algo muy serio, y en ese caso concreto quien nos visitaba no era uno o dos altos cargos del PP; quien vino a Villena, como antes lo hiciera Aznar, fue el Presidente de todos los ciudadanos de la Comunidad Valenciana, y por ello le recibimos con la educación y el trato que una autoridad como ésta merece. Así lo hemos hecho y lo seguiremos haciendo, con todos los conselleres y demás autoridades que visiten Villena. Eso sí, siempre que el PP nos anuncie su visita. Porque no debemos olvidar que ya son varias las ocasiones en que algunos cargos de la Generalitat han venido a Villena y el PP local ha ocultado la visita para que no fueran recibidos por un equipo de gobierno que no pertenece a su partido, como lo fueron la visita de la Consellera de Bienestar Social Alicia de Miguel, o la visita que el anterior Director General de Patrimonio realizó a la Plaza de Toros y a la Iglesia de Santiago. Dos visitas que fueron organizadas por el PP local a espaldas del gobierno de la ciudad de Villena, que no pudo siquiera darles la bienvenida.

Pero no sólo es preocupante que el Partido Popular carezca de Lealtad Institucional. Lo peor de todo es que, tratando de despreciar este recibimiento, los que realmente quedan en entredicho son los propios concejales del PP que se ausentan y encima tratan de justificarse. El PP ha vuelto la cabeza a escuchar las soluciones que en el Ministerio de Medio Ambiente se barajan para acabar con la sobreexplotación de nuestros acuíferos. Los concejales del Partido Popular de esta ciudad han cerrado los ojos y los oídos porque no quieren escuchar las soluciones que desde el gobierno se dan para acabar con la escasez de agua en nuestras tierras. Con estos plantones el Partido Popular cada vez deja más claro su juego, el PP no quiere que se solucione el problema del agua. El PP no quiere escuchar otra verdad que la suya. Hoy han demostrado a la ciudad de Villena su verdadera forma de actuar: si vienen altos cargos del PP tratan de ponerse todos en primera fila, pero si quien trae soluciones para nuestro pueblo pertenece al PSOE, bajan la cabeza y como los avestruces la esconden debajo de las alas.

(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba