Empresas

León Shoes, tres siglos de tradición zapatera


Julio Guillén descubre los documentos oficiales que certifican que la familia Guillén es la más antigua fabricante de zapatos de Villena, no descartando que lo sea de Alicante e incluso de España. El Museo del Calzado de Elda reconoce este viernes, con un acto institucional, la dedicación a la industria del zapato de la familia Guillén.
León Shoes es una conocida empresa villenense dedicada en cuerpo y alma a la fabricación de calzado infantil, contando entre sus clientes con personalidades como la Familia Real española, no en vano la Infanta Leonor, futura Reina de España, realizó su primera aparición pública portando unos zapatos fabricados en Villena por León Shoes. Su hermana, la Infanta Sofía, también es “cliente” de León Shoes, que no ha pasado por alto una simpática anécdota: las iniciales de ambas Infantas, L y S, son las mismas que las de la fábrica villenense.

No obstante, no es de presente de lo que vamos a hablar hoy, sino de pasado y de futuro, ya que, ante el horizonte de 2010, momento en que León Shoes cumplirá su XXV aniversario, es éste un buen momento para remontar la vista atrás y descubrir que el trabajo bien hecho no es fruto de un día, sino que el buen hacer de hoy tiene su explicación en una tradición familiar que ha pasado de generación en generación desde hace la friolera de tres siglos, quién sabe si incluso cuatro, ya que se ha podido localizar tanto a Juan Guillén García como a Juan Guillén Sevilla, padre y abuelo respectivamente de Ginés Guillén Laosa, nacido en 1783 en la calle Blasco y primer zapatero documentado de la familia. Demostrada su existencia según la documentación conocida por el historiador villenense César López Hurtado, prosigue ahora la búsqueda de algún documento oficial que de fe de su profesión.

Seis generaciones dedicadas al calzado
Y mientras se busca esa documentación, la que ya ha sido descubierta es la del propio Ginés Guillén. Amante de la historia y la investigación, Julio Guillén, propietario de León Shoes, ha descubierto mediante documentos acreditativos que la familia Guillén lleva tres siglos dedicándose a la fabricación de calzado, convirtiéndose así, a la luz de los documentos históricos, en la familia más antigua dedicada al calzado en Villena, y posiblemente en Alicante e incluso en toda España. De hecho, en el Museo del Calzado de Elda hay referencias de más de 1.700 fabricantes, pero la documentación más antigua se remonta a “tan solo” 130 años. Por ello cobra aún más valor el descubrimiento de Julio Guillén, puesto que hay seis generaciones documentadas que se retrotraen hasta el año 1824, cuando Ginés Guillén, residente en la calle Blasco, número 37, aparece en el Padrón Municipal junto al resto de su familia: Mariana, esposa y ama de casa, y José, Ginés, Francisco Ramón y José María Guillén, sus cuatro hijos, todos ellos estudiantes. Ginés Guillén, de 40 años, aparece en el documento como “zapatero”.

Estos datos del Padrón Municipal, acompañados por los correspondientes certificados de defunción emitidos por el Registro Civil de Villena, certifican la antigüedad de la familia Guillén en el mundo del calzado, una tradición que José Guillén Ros (1812-1888) heredaría de su padre Ginés, llegando a pagar en 1887 una contribución al ayuntamiento de 461 pesetas por su actividad económica, como consta en los archivos del Cementerio Municipal de Villena. Posteriormente, sería su hijo Florencio Guillén Martínez (1849-1915), apodado “Toquis Nonis”, el primer fabricante de Villena que paga una licencia fiscal por su actividad zapatera, en el año 1885. Y fue su hijo, Florencio Guillén Navarro (1883-1948), quien, junto a otros fabricantes y ante la primera huelga general de los trabajadores del sector, en 1919, funda la primera Asociación de Fabricantes de Calzado de Villena, presidida por D. Manuel Caturla García.

Un merecido reconocimiento
Puestos estos datos en conocimiento del Museo del Calzado de Elda, sus responsables han sabido valorarlos en su justa medida –ya que, insistimos, no se tienen en toda la provincia referencias históricas más antiguas que las de la familia Guillén– y han organizado un merecido homenaje que tiene lugar este viernes, 23 de mayo. A partir de las 11 de la mañana, en el propio Museo, la familia Guillén, por medio de las hijas de Julio, María y Nuria, la séptima generación, hará entrega de dos retratos de Florencio Guillén Martínez, “Toquis Nonis”, y Florencio Guillén Navarro al Museo, para que pasen a formar parte de por vida de su Sala de Fabricantes, donde se cuenta con los retratos de más de 200 fabricantes de toda la provincia. Posteriormente, se impartirá una charla sobre el apellido Guillén y su genealogía a cargo de los catedráticos Antonio Martínez Puche y Gabino Ponce Herrero, del Departamento de Geografía Humana de la Universidad de Alicante, estando prevista la presencia de la alcaldesa de Villena, Celia Lledó.

[Total:0    Promedio:0/5]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba