Ciudad

Limpieza de cara para la calle Baja

El lunes 30 de enero, comenzarán las obras de reurbanización de la calle Baja. Las obras, cuyo importe será de 384.000 euros –a costear íntegramente por el Ayuntamiento–, se llevarán a cabo en 2 fases, para causar las mínimas molestias. El plazo de ejecución será de 8 meses, dando el concejal como fecha de finalización el 31 de agosto.
La 1ª fase, que comprende el tramo entre la plaza de Santa María hasta la C/ Baja –hacia la C/ Nueva–, es la más complicada, “porque es el tramo más estrecho” y durará 2 meses y medio, aproximadamente, hasta mitad de abril. La 2ª fase, desde el callejón de la C/ Baja hasta la plaza de Biar, seguramente tendrá que dividirse en 2 fases, “porque hay que asegurar el paso del tráfico, ahora que el primer tramo de la C/ Nueva está acabado y se puede volver a abrir”, según José Ayelo. En esta obra, se sigue el estilo de la de la C/ Mayor, aunque como la C/ Baja no tiene carácter comercial, no se ha recibido subvención de la Conselleria para realizarla. Así, a pesar de las similitudes, habrá cambios, pues el presupuesto no permite soterrar todas las líneas de servicios –como se hizo en la C/ Mayor–; no obstante, si se ha previsto, para cuando las compañías tengan que hacer cambios, lo puedan hace por el subsuelo: se han dejado conducciones para la línea eléctrica, el gas ciudad y telefonía. Sí se soterrarán los servicios municipales –alumbrado público y agua potable–, además de crear dos redes separadas, una para alcantarillado y otra para recogida de aguas pluviales, para acabar con los problemas existentes. Se renuevan el alumbrado público –que dejará de ir por las fachadas– y también las acometidas de agua.

El aspecto que presentará la calle tras las obras, será similar al de la renovada C/ Empedrada, con piedra de Borriol –para la mediana de la calle y para separar la zona peatonal de la calzada, que será de adoquín–, asimismo, las farolas serán del mismo modelo, “pues han dado buen resultado e iluminan mejor, proyectando la luz hacia el suelo”, explicó el concejal de Urbanismo. Con esto se le dará un aspecto a esta calle “singular” del Casco Antiguo, aseguró Ayelo.

El edil recordó que estas obras del Casco Antiguo surgieron del acuerdo de 2003, con los vecinos de El Rabal y S. Antón, asegurando que se había reunido con ellos, y fueron los primeros en ver el proyecto, en la Semana Cultural de 2004 y que “estos proyectos siguen el curso de informar y recoger sugerencias de los vecinos”. En el caso de la C/ Baja, se les ha informado con carta a su domicilio y con carteles informativos en la calle; “son proyectos consensuados”, diga lo que diga la sra. Lledó. Ayelo también ha señalado que, aunque en el Mercado Medieval no se podrá usar ese tramo en obras, todavía no se han reunido con los vecinos para organizarlo.

Sobre la posible modificación de La Entrada de Moros y Cristianos, el edil ha declarado que “no se va a modificar” por las obras de la C/ Nueva” y ha comentado que el presidente de la Junta Central de Fiestas reconoció, al reunirse para tratar el tema, que el beneficio que supone la reurbanización, para todo el pueblo, los 365 días del año, es más que el que pudieran tener los festeros por estar allí varias horas el día 5 de septiembre. Según Ayelo, está “todo estudiado y también las carrozas podrán salir”.

(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba