Cartas al Director

Los festivales de verano son por y para soñadores

“Si en España hay un festival aferrado a un sueño, es el Leyendas del Rock”

Llega el verano y, sobre todo por parte de los fans, creer que montar un festival es tan fácil como hacer un cartel y llenar el recinto, es exponencialmente opuesto a que esos mismos fans se lancen a comprar entradas de todo festival que tenga como cabeza de cartel a una banda de las de siempre.

Desde luego, llevar a buen puerto un festival en los días que corren es tarea de soñadores, pero no de esos que nunca llegan a despertar del sueño y lo convierten en pesadilla, sino de los que despiertan y recuerdan lo que soñaron y se esmeran en conseguirlo a base de riesgos y mucha imaginación.

La burbuja de los festivales hace como un par de años que nos reventó en la cara. Ya no todo vale, se han perdido muchas exclusividades y han conseguido que grandes nombres deseados y otros demasiado vistos convivan en armonía en diversos emplazamientos del país. Se ha terminado esa guerra encarnizada de ofertas económicas desquiciadas y se ha reorientado esa inversión en pos del fan. Mejores instalaciones, más comodidades y sobre todo facilitar el estar a gusto y recordar más el festival por lo vivido que por la banda que tocó el día principal.

Con tanta competencia de por medio se intenta tirar de bandas de relumbrón que no siempre están disponibles, aunque lo que más se oiga es eso de “estamos hartos de ver siempre lo mismo”, así que no nos queda más que ver como empiezan a flojear los carteles, al menos a primera vista. Simplemente porque Iron Maiden ha decidido hacer su gira, Metallica considera que ellos son más grandes que cualquier festival y AC/DC sinceramente ni se aclaran ni hacen apariciones festivaleras desde hace… ni nos acordamos.

Pues sí, disfrutar de un festival es un sueño para los que esperan sus bandas favoritas, y un sueño para quienes intentan año tras año contentar los deseos cada vez más exigentes de quienes se van a dejar su dinero en un sueño compartido pero vivido de diferente manera. Y si en España hay un festival aferrado a un sueño es el Leyendas del Rock. Siempre viviendo con un presupuesto ajustado, pero reinventándose en forma de perlas rockeras escondidas entre una muchedumbre falta de luces de neón, pero impregnada de una filosofía que año tras año, cartel tras cartel, se mantiene fiel a su cita de Villena.

Tres eventos de nivel creados por Marcos Rubio, el genio de la lámpara festivalera

Quizás Airbourne no sea la banda más popular del planeta, pero sí de las que más juego dan en la corta y la larga distancia. Quizás Avantasia no sea propicio para arrastra una inmensa mayoría, pero sí para complacer a una inmensa y selecta minoría. Y seguramente Thin Lizzy, a pesar de hacer en el Leyendas una de sus únicas 3 fechas europeas de este año, no arrastre lo que Rammstein un sábado cualquiera en una ciudad al azar de Europa. Pero, ¿qué más da? El Leyendas del Rock es lo que es por ese ambiente que se funde junto a una ciudad y lo hace diferente, casero, coloquial y con ese sabor de arropo popular cual fiesta de amigos oyendo la música que les une, y convirtiendo a Villena, un año más, en capital de la música española con tres eventos de nivel en poco más de una semana creados por Marcos Rubio, el genio de la lámpara festivalera: Leyendas del Rock, Marea y Rabolagartija.

En definitiva, no lo olvides, los festivales de verano son para los soñadores, los que los crean, para los que los sufren y para los que los disfrutan. Para los que creen en ellos y para los que los viven. Disfruta del sueño de todos y en especial del tuyo… porque los festivales de rock, como la cerveza y las bicicletas… se disfrutan mejor en estas fechas.

Live Loud!

 

Por: Vicente Ramírez. Press Manager EMP ESPAÑA.

[Total:3    Promedio:5/5]
Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también

Cerrar
Botón volver arriba