Verdes

Los Verdes contra la trata de personas

El 30 de julio es el Día Mundial contra la Trata, una buena ocasión para recordar la utilidad de nuestra voz y la atrocidad de nuestro silencio

Parece una realidad completamente ajena a nuestra sociedad, pero no es así. A nuestro lado vive gente que ha sido víctima de la trata y a quienes Villena ha sabido acoger. Lo extraño es descubrir la elevada responsabilidad de España y del resto de Europa en esta lacra, en este negocio que tanto dinero mueve y que debería avergonzar a la humanidad.

De ahí la necesidad de que cada 30 de junio se celebre el Día Internacional contra la trata, una trata que hace que cientos de miles de personas abandonen su hogar, de manera forzada o por engaño, y se incorporen al doloroso grupo de la explotación laboral o sexual.

La trata de personas es un delito que explota a mujeres, niños y hombres con propósitos diversos, como  trabajo forzoso y explotación sexual. Un delito con mil ramificaciones  y colaboraciones. Desde entidades financieras a fuerzas de seguridad, pues siempre hay una trastienda oculta que la permite.

La imposición y la dominación sobre las personas siguen marcando muchas de las relaciones económicas, sociales y laborales. De manera muy especial lo vemos en los casos de trata de personas en los que la violencia o el engaño hacen que a miles de kilómetros de sus lugares de origen hombres y, sobre todo, mujeres como esclavas sexuales, sean explotadas para que algunos criminales incrementen sus ganancias.

Es el momento de romper la  indiferencia y de que los gobiernos europeos sientan  el clamor de la población

La pasividad de los ciudadanos a la hora de presionar a Gobiernos es también parte de esta ignominia. Este 30 de julio es el Día Mundial contra la Trata, una buena ocasión para recordar la utilidad de nuestra voz y la atrocidad de nuestro silencio.

[Total:1    Promedio:5/5]
Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba