Salud

¿Pensando en un aumento de busto? Clínicas NG aclara tus dudas frecuentes

Es una intervención segura, siempre que confíes en profesionales de amplia experiencia

Cuando de cirugías estéticas se trata, centros especializados como Clínicas NG saben de lo que hablan y pueden orientarte para que los resultados sean acordes con lo que has imaginado. Y, entre su catálogo de servicios de cirugía plástica, se encuentra la mamoplastia de aumento, una intervención que no ha hecho más que crecer en popularidad en los últimos años. Ya sea porque algunas pacientes consideren que un busto grande hace parte del canon de belleza o creen que van a ganar más confianza en sí mismas tras agrandar sus pechos, el enfoque de salud está presente.

Es importante tener en cuenta que, a pesar de lo que comúnmente se cree, este tipo de intervenciones han logrado trascender el plano de las banalidades que tan criticables resultan en el día a día, como si cambiar algo en el propio cuerpo fuera un pecado mortal. De hecho, las prácticas quirúrgicas con fines estéticos no dejan de ser una rama de la medicina que no solo interviene en el bienestar físico, sino también en la autopercepción. Por ello, sea cual sea tu necesidad concreta, como reducción, corrección mamaria, reconstrucción después de una mastectomía radical por cáncer de senos o, en este caso, aumento, Clínicas NG cuenta con el profesionalismo para atenderte.

¿Qué debes saber sobre la mamoplastia de aumento?

Ahora, entendemos que tomar la decisión de practicarte una mamoplastia requiere valentía, pues no todos se sienten cómodos con la idea de ingresar en un quirófano. Es una de las decisiones más trascendentales en la vida de una mujer y, por ende, merece que se le conceda toda la atención. Su importancia radica en el hecho de que hay consecuencias estéticas, así como posibles riesgos. No significa que el hecho de colocarte implantes entrañe un peligro equiparable a una cirugía de corazón abierto o una cesárea, pero sí debe abordarse con un enfoque riguroso en salud.

Esta es una de las razones por las que nunca debes olvidar ponerte en manos de un especialista certificado, que sepa lo que hace y que tenga experiencia comprobable en la práctica de la cirugía plástica. ¿Ya has tomado la decisión de aumentar tu busto? Pues, te invitamos a seguir leyendo, porque en este artículo aclaramos algunas de las dudas que surgen en torno a la operación.

¿Cómo se realiza la mamoplastia?

El tipo de abordaje puede variar y dependerá de tu perfil clínico, las consideraciones del profesional de la salud y su experiencia. La colocación de los implantes puede ocurrir mediante abordaje periareolar, lo que significa que el cirujano practicará una incisión en los bordes inferiores de tus pechos para introducir el material. También es posible hacerlo por corte inframamario, que puede ser común en pacientes que han superado un diagnóstico de cáncer de seno in situ; o axilar, ingresando la prótesis por el pliegue de la axila. Además, se ha descrito la inserción de implantes por el método periumbilical, pero, por fuerza, amerita la elección de prótesis de solución salina.

¿Cuándo se deben cambiar los implantes?

Si bien es cierto que la tecnología orientada a la medicina ha dado pasos de gigante en las últimas décadas y los fabricantes se esmeran por prolongar la vida útil de sus productos, la verdad es que no es posible garantizar una durabilidad indefinida del material protésico. No existe una norma médica que dicte cuánto tiempo ha de transcurrir desde el momento de tu primera intervención hasta la fecha en que deberás reemplazar los implantes; pero, lo que sí saben los especialistas es que tienes que realizarte un chequeo regular y pensar en cambiarlos en unos diez años.

¿Cómo será el postoperatorio?

Dependiendo del abordaje, si los implantes se han colocado a nivel submuscular, la recuperación puede durar entre 15 días y un mes. Si se han insertado a nivel subfascial, serán solo diez días. Ten en cuenta, sin embargo, que, como en toda intervención quirúrgica, debes seguir las recomendaciones del especialista y tomar antibióticos solo bajo receta. Así evitarás posibles infecciones. Después de los primeros días, el proceso será muy llevadero, con menos inflamación.

¿Cuánto esperar para practicar deportes y tener sexo?

Una de las principales preocupaciones de las pacientes que se han sometido a una mamoplastia de aumento o planean hacerlo es el período que debe transcurrir hasta retomar su rutina deportiva y mantener intimidad con su pareja. Si este es tu caso, no debes olvidar que se trata de una operación cuyo postoperatorio debe ser respetado y, aunque el tiempo puede variar de acuerdo con cada paciente, no debes realizar esfuerzos físicos hasta que haya transcurrido el mes.


¿Es posible amamantar con prótesis?

Es una duda muy frecuente y la respuesta es sí, a menos, claro, que la mamoplastia haya ocurrido tras una mastectomía. Puedes estar tranquila, porque los implantes mamarios no van a tener ninguna repercusión en tu embarazo o período de lactancia. Por lo general, las prótesis colocadas por el surco o las axilas no suponen ningún problema de cara a dar el pecho; no obstante, las que se insertan directamente en la areola pueden reducir la sensibilidad de tus pezones.

¡Agenda tu cita!

Ahora que sabes un poco más sobre el aumento de busto, te invitamos a conocer los servicios estéticos que Clínicas NG tiene para ti. Tal como hemos explicado, es una intervención segura, siempre que confíes en profesionales de amplia experiencia. Ingresa en su sitio web para obtener información o visita sus sedes en el centro de Sabadell o en Paseo de Gracia de Barcelona.

(Votos: 2 Promedio: 3)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba