Tenis

¿Qué fue de Juan Carlos Ferrero?

Tras retirarse, Ferrero no se desvinculó nunca del tenis. Es más, puede que se involucrara todavía más

Juan Carlos Ferrero no es de Villena, pero sí fue en esta localidad alicantina donde se formó como tenista profesional y donde nació la estrella en la que se convertiría años más tarde. Allí, en Villena, el ahora retirado tenista acudía a practicar con Antonio Martínez Cascales, su entrenador y la persona que recomendó a Ferrero mejorar sus aptitudes con la raqueta en Villena. El resultado, desde luego, no fue para nada negativo, pues consiguió primero ser campeón nacional de la categoría que jugaba en aquel momento y después hacer lo propio en la misma categoría pero a nivel mundial. Corría el año 1993 y Ferrero ya estaba en el radar de algunos de los mejores entrenadores de tenis del mundo.

Quienes intentaron "fichar" al tenista español no fallaron en su intuición: diez años después, en 2003, Juan Carlos Ferrero aparecía en la primera posición del ranking ATP. En ese año, el alicantino levantó a los cielos de París su primer y único Grand Slam: Roland Garros. En ese año, el también valenciano fue galardonado con el Premio Príncipe Felipe.


Sin duda, Ferrero vivió los mejores años de su carrera deportiva precisamente a lo largo de la primera década del siglo XXI, en la que también fue finalista del Abierto de Estados Unidos (2003) o semifinalista en el Abierto de Australia (2004). Asimismo, llegó a alcanzar los cuartos de final de Wimbledon en dos ocasiones (2007 y 2009).


Por equipos, Juan Carlos Ferrero fue campeón de la Copa Davis hasta en tres ocasiones (2000, 2004 y 2009). Dos de esos trofeos internacionales, el del año 2000 y el de 2009, los levantó el tenista alicantino junto con el mejor tenista español de todos los tiempos: Rafael Nadal, quien podemos ver que sigue siendo favorito para las apuestas de tenis a seguir levantando títulos. Ferrero tiene unos cuantos títulos menos que Nadal (86, según la ATP), pero tiene 16 títulos en su haber, si se suman los torneos individuales y colectivos. Los cuales demuestran que tuvo una carrera en la que su valía le sirvió para cosechar éxitos en España y en el mundo.


En 2012, retirada

Tras nada más y nada menos que 14 temporadas en activo, Juan Carlos Ferrero dijo basta y colgó la raqueta. Aparcó en 2012 lo que había estado haciendo desde 1999 tras caer derrotado ante el también español Nicolás Almagro, un profesional que venía pisando fuerte y que, de hecho, ha sido reconocido como uno de los tenistas con mejor revés de su generación. En 2019, Almagro siguió el camino de Ferrero y se retiró también.

Tras retirarse, Ferrero no se desvinculó nunca del tenis. Es más, puede que se involucrara todavía más. A partir de 2012, el ex-tenista pasó a entrenar a iniciados y futuros tenistas en el mismo sitio donde él fue entrenado como ellos: Villena. En esas instalaciones deportivas, bautizadas como JCFerrero-Equelite Sport Academy, Ferrero entrena a tenistas como Carlos Alcaraz o Mario Vilella.

En el establecimiento, que han visitado personalidades reconocidas del mundo del tenis como la rusa Maria Sharapova, no solo se fomenta que los y las jóvenes que lo deseen se formen como tenistas, sino que también se ofrece la posibilidad a adultos que quieran aprender a manejar la raqueta. Además, en las instalaciones de Equelite se organizan también torneos, exhibiciones o stages de verano.

En todo o gran parte de lo que acontece y se organiza en Equelite está involucrado Juan Carlos Ferrero. Pero la actividad del ex-tenista no se reduce a las instalaciones villenenses y a lo que allí pasa. Ferrero también optó con seguir vinculado al deporte y a la raqueta en primera persona, de ahí que decidiera sumergirse profesionalmente en el mundo del pádel. Cuatro años después de su retirada, ya aparecía en el World Padel Tour. A veces, Ferrero participa en torneos de tenis de menor exigencia que los del calendario ATP.

En conclusión, se puede decir que la vida de Juan Carlos Ferrero es una vida ligada al deporte. Concreta y especialmente al deporte de raqueta(s). ¿Qué fue de Ferrero? Pues eso, seguir atento y vinculado a lo que siempre le ha apasionado y a lo que seguramente nunca dejará de apasionarle: el tenis. Y es probable que entrenar, viajar y, de vez en cuando, jugar, le devuelven a aquella primera década del siglo XXI donde escribió su nombre en los libros de la historia del tenis.

[Total:0    Promedio:0/5]
Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba