Historia

Una “espectacular” campaña de excavaciones en el Cabezo Redondo

La cantidad de arquitectura y materiales encontrados confirma todas las hipótesis en las que se venía trabajando los últimos años

El catedrático de arqueología de la Universidad de Alicante Mauro Hernández ha calificado como “espectacular” la campaña de excavaciones 2022 que está llevando a cabo una veintena de estudiantes de diferentes universidades en el yacimiento arqueológico del Cabezo Redondo.

La cantidad de arquitectura y materiales encontrados, decía Mauro, entre ellos una vasija única, grande y de buena calidad, “es la confirmación de todo lo que veníamos intuyendo los años anteriores”.

Además, agregaba el codirector de las excavaciones, Gabriel García Atiénzar, “el proyecto de las excavaciones no es solo trabajo de campo, sino que hay detrás un proceso de análisis muy consolidado con diferentes instituciones de reconocido prestigio que nos permiten conocer mejor lo encontrado cada campaña”.

Gracias a esos análisis, decía, “Cabezo Redondo ha dado un salto cualitativo y cuantitativo por los resultados que estamos empezando a obtener”. En 2021 se publicaron los primeros estudios de genética de algunos individuos enterrados en el Cabezo y ya se puede asegurar que “algunos de ellos procedían de la estepa euroasiática, lo que confirma la existencia de movimientos migratorios desde el 2000 aC, lo que supone un cambio de paradigma a la hora de estudiar la relación entre las sociedades europeas de la época”.

Otros análisis, en este caso proteónico, que es una nueva técnica, ha permitido detectar la presencia del primer caso conocido de hepatitis B de todo el levante español en la prehistoria, concretamente en el yacimiento del Peñón de la Zorra.

El taller más antiguo del Mediterráneo occidental

Como última novedad, Atiénzar señalaba que “ya estamos en disposición de asegurar que el taller orfebre del Cabezo Redondo es el más antiguo del Mediterráneo occidental, porque hemos encontrado elementos relacionados con el trabajo del marfil, el bronce y el oro”. Ello confirma a Cabezo Redondo como el yacimiento de la Edad del Bronce con “mayor y mejor cantidad de objetos de oro” –algo indudablemente relacionado con la presencia del Tesorillo del Cabezo y el Tesoro de Villena–, pero lo importante es que “ahora ya sabemos que ese oro se estaba trabajando en el propio yacimiento”.

Todo ello permite concluir que “Cabezo Redondo era el punto de reunión del poder político, social y económico más importante entre los años 1700 y 1300 aC de toda la península ibérica, y además con notables conexiones con el Mediterráneo”. De hecho, concluía, acabamos de recibir financiación privada para analizar unas cuentas de vidrio encontradas en el Cabezo y dictaminar si proceden de Egipto o el norte de Italia, lo que nos permitirá definir los circuitos comerciales de la época, muchos de los cuales confluyen en el Cabezo Redondo”.

Villena, polo de la investigación arqueológica

Por su parte, la vicerrectora de la UA, Cata Iliescu, alababa el trabajo de los arqueólogos y señalaba que “este yacimiento es parte de la UA, porque hemos trabajado desde hace más de tres décadas en él, hemos logrado importantes hallazgos de relevancia internacional y una vez más, como ocurrió con el Tesoro de Villena, sitúa a la ciudad entre los polos más atractivos en investigación arqueológica”.

(Votos: 9 Promedio: 4.8)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba