Sociedad

Una persona discapacitada ocupará un puesto de trabajo en el Vivero de Empresas

El M.I. Ayuntamiento de Villena y la Cámara de Comercio de Alicante han firmado hoy, conjuntamente, un convenio de colaboración y cesión de servicios con la Asociación de Minusválidos Físicos de Villena y comarca (AMIF). Gracias a este acuerdo, un miembro de AMIF realizará labores de atención al teléfono y conserjería en el Vivero de Empresas, cubriendo las necesidades de ampliación del horario de servicio de este centro.
La alcaldesa de Villena, Vicenta Tortosa Urrea, ha señalado que hoy es un día importante porque se firma “el primer convenio conjunto del ayuntamiento y Cámara de Comercio de estas características, de compromiso con AMIF”. Tortosa ha destacado que sin el espíritu de colaboración de la Cámara, “difícilmente se podría haber realizado este acuerdo; su apoyo ha sido fundamental”. Por su parte, el presidente de la Cámara de Comercio, Industria y Navegación de Alicante, Antonio Fernández Valenzuela, ha explicado que fue el Ayuntamiento quien propuso a la Cámara –por la necesidad de ampliar el horario de servicios en el Vivero de Empresas– firmar este convenio con AMIF, para que uno de sus miembros diera este servicio. Esta persona trabajará en condiciones de igualdad, “le damos cobertura laboral a una persona que tiene dificultad para desarrollar un trabajo”, ha dicho. Según Fernández, les gustó la idea porque se enmarca en la filosofía de la Cámara “para facilitar a personas con discapacidad el acceso al mundo laboral en condiciones normales…es un paso más y nos sentimos razonablemente satisfechos con esto”.

Antonio Ruescas Cañizares –presidente de AMIF– ha agradecido, tanto al Ayuntamiento como a la Cámara, “la confianza depositada en la asociación por este convenio”. Ha recordado que, desde su fundación, AMIF se ha preocupado por dos temas: la falta de información de los discapacitados acerca de sus derechos y deberes y el bajo nivel de empleo para estas personas. Este convenio se une al firmado con el Ayuntamiento en 2003 –por el que una persona discapacitada se ocupa de la gestión de la centralita municipal hasta que la plaza sea ocupada definitivamente por un discapacitado– , dentro del Servicio de Integración Laboral puesto en marcha en colaboración con COCEMFE para paliar la falta de puestos de trabajo. “La inserción laboral conduce a la integración de los discapacitados”, ha concluido Antonio Ruescas.

Respecto al convenio, su duración será de un año, prorrogable si se considera oportuno. Esta persona comenzó a trabajar en el Vivero de Empresas el pasado 1 de enero y finalizará su labor el 31 de diciembre. Por este servicio, el Ayuntamiento y la Cámara abonarán un total de 10.200 euros, pagando 5.500 € cada uno.

Nota: Conozca el convenio en su totalidad descargando el archivo adjunto.

(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba