Páginas servidas: 55.774.003
20 - 01 - 2017

Opinión

Referencia: XXJ3Z - Viernes, 23 de Septiembre de 2016

Las Fiestas del Medievo y la polémica animalista

Reitero en estas líneas mis más sinceras felicitaciones a la Asociación de Vecinos del Barrio del Rabal por sus fantásticas fiestas medievales que, año tras otro, han ido superando pronósticos y expectativas. Nadie pone en duda ya, a estas alturas, el gran impacto mediático que representan para la ciudad de Villena estas jornadas en pleno casco histórico, llenándose de colorido, imaginación, organización y aire festivo. Y lo más importante, la alta implicación de los vecinos, que han conseguido la complicidad de otras personas y colectivos ajenas al arrabal, por no citar la gran repercusión que invita a visitar nuestra población la ciudadanía comarcal.

No quisiera con esta columna suscitar más polémicas en torno a la presencia o no de animales en estas Fiestas del Medievo, pero sí intentar aportar algo de cordura ante posiciones radicales o extremistas que han surgido en los últimos tiempos. En la vida cotidiana existen líneas rojas, esa línea que simplistamente divide el bien y el mal, el sentido común de la sinrazón o lo inteligente de lo absurdo. Todo el mundo sabe, tanto a nivel individual como colectivo, cuándo se cruza esa frontera entre lo permisible y lo condenable, entre la prudencia y lo prohibitivo. Y mi opinión al respecto, ya entrando en pleno debate, es que esa línea fronteriza que separa a unos de otros debería argumentarse en si hay o no maltrato animal.

Si las Leyes de Espectáculos Públicos, Sanidad y Ganadería exigen una documentación burocrática y formal para que se permita la presencia de animales, que así sea; pero esa línea roja a la que antes aludía se establece en si los animales expuestos gozan de una vida digna para su estatus o su existencia es un calvario. Imagino que muchas de las personas que se posicionan en contra de la presencia de animales en estos actos tienen en sus casas o en sus campos mascotas comunes, generalmente perros o gatos, o ambas especies. Quiero pensar que los atenderán con decoro y amor propio, ya sea respecto a la alimentación, higiene, salud y horarios de recreo y ejercicio.

Y como no pongo en duda estas circunstancias, no entiendo por qué estas personas desconfían de los profesionales de la cetrería o de los ganaderos vacunos, ovinos, porcinos, equinos, caprinos o avícolas; que al fin y al cabo viven de estas actividades y si bien procuran una rentabilidad económica no es menos cierto que tendrán empeño en dotarles de la mayor calidad de vida posible antes de su irremediable sacrificio. Quede claro pues que la presencia de aves rapaces, caballos, ocas o cualquiera de otras especies animales no tiene por qué desmerecer y enturbiar una gran fiesta popular, si acaso engrandecerla. También los escolares suelen visitar granjas escuelas y nadie se escandaliza de ver a ponis, asnos, cerdos y gallinas a doquier, pues aparte de resultar una actividad lúdica y de entretenimiento tiene un componente educativo importante.

Existe una gran diferencia entre el burro esquelético y protagonista del popular cuento del Conde Lucanor y Patronio y el narrado por Juan Ramón Jiménez, Platero. Por eso hay que discernir entre lo que es maltrato y abuso de un animal y lo que es su protección, no siendo aconsejable meter en el mismo saco a todos los ejemplos. Está claro que los animales salvajes están mejor en su hábitat silvestre o en los Parques Naturales Protegidos que en los zoológicos o en los más tristes circos, en cautividad y lejos de su entorno. Pero el debate que nos ocupa se circunscribe a la presencia o no de inocentes animales en nuestra Fiesta del Medievo, resultándome esperpéntica tanta fanática postura.

Y respecto a la iniciativa de un grupo de artistas para que se subasten sus trabajos en la mencionada Fiesta Medieval, me parece excelente y razonable si lo que se recaude se invierte en un engrandecimiento del gran evento. Pero no como alternativa de “decorados con vida propia”, pues las mascotas caseras también pueden ser denominadas así y sus dueños podrían ofenderse por el despecho y el tono peyorativo; los decorados con vida propia, revisados por los veterinarios y cuidados por sus dueños, pueden ser tan atractivos como sus fetiches domésticos; con la diferencia que éstos sí son los amos y reyes de la casa.

"La presencia de aves rapaces, caballos, ocas o cualquiera de otras especies animales no tiene por qué desmerecer y enturbiar una gran fiesta popular, si acaso engrandecerla"

"El debate que nos ocupa se circunscribe a la presencia o no de inocentes animales en nuestra Fiesta del Medievo, resultándome esperpéntica tanta fanática postura"



Por:  Juan José Torres

Comentarios a esta noticia

    #1

    Juanda Por Saco
  • cuñaaaao
  • Este foro le gusta a 3 personas y a otra no Para votar y ver quién ha votado este foro debes de identificarte.
    Andrea Pardo Calatayud | Taliebua | Buri
    El Orejón Villena
    Por: Juanda Por Saco 23/09/2016 @ 10:36 Desde: Web
    Juanda Por Saco

    cuñaaaao

    Usuario Facebook Por: Juanda Por Saco 23/09/2016 @ 10:36 Desde: Web

    #2

    Jaavvi Mtnez
  • #1 el respeto ya tal, no?
  • Este foro le gusta a 3 personas Para votar y ver quién ha votado este foro debes de identificarte.
    Baloo | Baltazar Gómez-Escalonilla Díaz de Haro | Joseph Valdes Flor
    Por: Jaavvi Mtnez 23/09/2016 @ 14:43 Desde: Web
    Jaavvi Mtnez

    #1 el respeto ya tal, no?

    Usuario Facebook Por: Jaavvi Mtnez 23/09/2016 @ 14:43 Desde: Web

    #3

    Adrian Espadas
  • #1 cuñao?
  • Sin Votos Para votar y ver quién ha votado este foro debes de identificarte.
    Por: Adrian Espadas 04/10/2016 @ 15:57 Desde: Web
    Adrian Espadas

    #1 cuñao?

    Usuario Facebook Por: Adrian Espadas 04/10/2016 @ 15:57 Desde: Web

Las Fiestas del Medievo y la polémica animalista
Reitero en estas líneas mis más sinceras felicitaciones a la Asociación de Vecinos del Barrio del Rabal por sus fantásticas fiestas medievales que, año tras otro, han ido superando pronósticos y expectativas. Nadie pone en duda ya, a estas alturas, el gran impacto mediático que representan para la ciudad de Villena estas jornadas en pleno casco histórico, llenándose de colorido, imaginación, organización y aire festivo. Y lo más importante, la alta implicación de los vecinos, que han conseguido la complicidad de otras personas y colectivos ajenas al arrabal, por no citar la gran repercusión que invita a visitar nuestra población la ciudadanía comarcal.

EDPV Por: Juan José Torres... Desde: Web
Comentar esta noticia

Para poder comentar regístrese o valídese con su usuario EDPV o de Facebook

Usuario EDPV  Usuarios EDPV
Usuario:     Contraseña:   ACEPTAR ->

Si no tiene ningún usuario creado Nuevo usuario

Usuario Facebook  Usuarios Facebook

    Si tiene un usuario Facebook también puede utilizarlo para opinar

    facebook

Estadísticas

  • Visitas: 2905
  • Impresa: 0
  • Enviada: 0

Valora esta Noticia

  • ¿Te ha gustado este artículo? Valora la noticia con una nota de 1 a 5
  • Voto 1 Voto 2 Voto 3 Voto 4 Voto 5
  • 95 puntos por 22 lectores

Búsqueda

    Buscar noticias sobre:


    Fecha Visitas
banner
El Periódico de Villena, S.L.
C/. Joaquín María López, 21. Primero B - Villena (Alicante) España: 03400
CIF.:B-54029632 - Teléfono: +34 966.153.422
redaccion@elperiodicodevillena.com
acceso anunciantes
Realizado con ENIUS de Telémaco Sistemas

Esta web utiliza cookies propias y de terceros que son necesarias para el proceso de registro y el análisis de la navegacion de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Ver política de cookies

acepto las cookies