Sociedad

10 presos de la cárcel de Villena participan en un programa pionero con perros

La Directora de Instituciones Penitenciarias desmiente una posible ampliación de la cárcel de Villena en su visita al centro. Mercedes Gallizo acudió a “Alicante II” para conocer la nueva terapia puesta en marcha en esta cárcel con el uso de estos animales.
Diez internos del centro penitenciario Alicante II, ubicado en Villena, se han acogido a un programa, para suplir sus carencias afectivas mediante el cuidado y el adiestramiento de perros, puesto en funcionamiento hace dos semanas. Durante una visita a la cárcel esta mañana, la directora general de Instituciones Penitenciarias, Mercedes Gallizo, la subdelegada del Gobierno, Etelvina Andreu, y el director del centro, Feliciano Crelgo, han expuesto los beneficios de esta iniciativa, en la que también participan psicólogos y trabajadores sociales. La directora ha charlado durante unos minutos con algunos de los reclusos que participan en la experiencia y ha felicitado a los responsables del centro por las numerosas actividades que llevan a cabo, así como por su interés a la hora de “encontrar espacios para desarrollar programas de tratamiento, educativos o de deshabituación del consumo de drogas”. Según Gallizo, el Programa de Animales de Ayuda a Internos con Carencias Afectivas que ha puesto en marcha el penal de Villena “aborda problemáticas como la falta de afecto, la dificultad para las relaciones personales y la soledad”. A su juicio, esta experiencia “revela una extraordinaria sensibilidad” por parte de la dirección de la cárcel, que se acompaña de “un trabajo muy eficaz para mantener el nivel de seguridad en el centro”.

Por turnos, y a lo largo de ocho horas diarias, diez presos salen cada día a un campo de tierra situado en el recinto para jugar con dos perros labradores y un pastor alemán y enseñarles a correr y a saltar. Entre ellos hay tres chicos sordomudos y dos internas del módulo de mujeres y ahora pretenden construir para los canes una pista de obstáculos. Uno de los internos, Sergio Guisado, un valenciano que cumple doce años de condena por la comisión de varios robos, ha mostrado ante los periodistas su alegría por poder estar en contacto con animales a diario. “Me gustan mucho los animales, pero hacía cinco años que no veía un perro y estoy muy contento. Esto quita muchos quebraderos de cabeza sobre los problemas que encuentras en la cárcel. Ahora estoy más tranquilo”, aseguraba. Por su parte, Héctor Barceló, preso preventivo del módulo de menores y vecino de Villena, ha explicado que ésta es una de las mejores cosas que le han pasado durante el año que lleva recluido en la prisión.

No habrá ampliación
Preguntada por El Periódico de Villena, Mercedes Gallizo ha descartado que fuera a ampliarse la cárcel para acabar con la saturación. Según ella, está prevista la construcción de un nuevo módulo de reinserción en la cárcel de Alicante así como dos centros, uno en Albocasser (Castellón) y otro en un lugar pendiente de concretar con la Consellería dirigida por Miguel Peralta, con los que se paliará la saturación que viven los penales valencianos en la actualidad.

(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba