Medio Ambiente

351 millones de euros para modernizar los regadíos

El Presidente de la Generalitat ha presidido hoy la firma -entre 13 Comunidades de Regantes de la provincia y los Consellers de Infraestructuras y Agricultura-, del convenio que, según la Generalitat, permitirá ahorrar hasta un 20 por ciento del agua destinada al regadío y se abaratará en un 28 por ciento su coste en la provincia de Alicante.
Andrés Martínez Espinosa, Presidente de la Junta Central de Usuarios, que ha ejercido de maestro de ceremonias en la firma del acuerdo, incidía en que para garantizar el agua para los regantes éstos deben hacer las cosas “con seriedad”, ahorrando el máximo de agua. Según Martínez, una buena fórmula para ello es reutilizar el agua y tratar con “complementariedad” el abastecimiento y los regadíos, sin aumentar la demanda de agua para ello. Y hay 3 premisas necesarias para lograrlo, que son “agua de calidad, con las infraestructuras necesarias y a precios asequibles”, explicaba. Pero, a pesar de esto, en Alicante “sigue faltando agua y sólo con la del trasvase Júcar-Vinalopó se podrá acabar con esta sed”, insistía el presidente de la Junta. Trasvase “digno” para la provincia de Alicante, “con agua de calidad y que los regantes puedan pagar”. Asimismo, seguirán defendiendo el trasvase del Ebro “que es la solución definitiva para la provincia”

Francisco Camps ha asegurado que la Generalitat siempre estará del lado de los agricultores de la Comunidad Valenciana. Asimismo, ha destacado la unidad y el compromiso entre regantes y las administraciones local y autonómica para que la agricultura siga siendo fuente de trabajo y riqueza. Según el Presidente, el convenio ha sido posible gracias a la colaboración, unidad y compromiso existente entre las comunidades de regantes, la Generalitat y las administraciones locales, por lo que Camps ha afirmado echar en falta “el apoyo del Gobierno”.

Para Camps, con este convenio se constata que el Consell sigue invirtiendo para mejorar en el ahorro y en el uso eficaz del agua, por lo que ha afirmado que le duele cuando alguien se alegra de la paralización de infraestructuras tan importantes como el Trasvase del Ebro o el Júcar-Vinalopó, a lo que ha añadido el intento de poner fin al Tajo-Segura. En este contexto, el President ha reiterado que es necesario “demostrar que estamos unidos para decirles que nadie nos va a parar y que tenemos políticas hídricas eficaces para apostar por proyectos de futuro y que nuestra agricultura siga dando puestos de trabajo y riqueza”.

(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba