Tenis

Alcaraz sufre y se entretiene en el US Open

El pupilo de Ferrero debuta en el último Grand Slam de la temporada con victoria ante el argentino Sebastián Báez

Tras las desilusiones de Montreal y Cincinnati, Carlos Alcaraz volvió a divertirse en una pista de tenis y a divertir al entregado y palomitero público de la Arthur Ashe. El tenista murciano, en el escenario que le encumbró la temporada pasada como el favorito de la grada, derrotó a Sebastián Báez en un partido muy bonito y que solo empañó la retirada del argentino en el tercer set (7-5, 7-5 y 2-0).

Alcaraz, que venía de dos finales seguidas perdidas y salidas tempranas en los Masters 1.000 de la gira de cemento americana, se resarció con un encuentro de los que le encantan, de los de sacar el puño, sacar pecho y meterse en un jardín de a ver quién es capaz de hacer el punto más espectacular. «Siempre intento hacer un puntazo por partido», ha sido la máxima que ha predicado el pupilo de Juan Carlos Ferrero en los últimos tiempos y que sirve para explicar su tenis.

En el repertorio de dejadas, globos, contraataques y emociones, se impuso Alcaraz, pero no sin sufrir. El español se topó con un Báez que es la próxima gran esperanza del tenis argentino. El bonaerense, a sus 21 años y ya metido entre los 40 mejores del mundo, se mira en el espejo de Diego Schwartzman, que pese a su corta altura (Báez mide 1,70m), ha sido capaz de pelear contra los mejores y de convertirse en 'top diez' mundial.

Báez y Alcaraz ya se enfrentaron en las Next Gen Finals de Milán a finales del año pasado, pero esta vez el escenario era muy diferente. La organización, consciente del potencial y el magnetismo de Alcaraz, colocó el encuentro en la central y este no decepcionó.

Correcalles

Para el murciano fue un ejercicio de cortar el empuje de Báez y de brillar más que en la espectacularidad de su tenis. Necesitó más de 50 minutos para llevarse el primer set por 7-5 y casi una hora y media para apuntarse un segundo parcial que fue un correcalles y el primer gran exponente de tenis del US Open. Del 2-0 para Alcaraz se pasó al 4-3 y saque para Báez, de ahí al 5-6 para Alcaraz y el español, tras tres bolas de set desperdiciadas, cerró con una derecha paralela. Rugió él y el estadio. El golpe fue tan importante que, cuando recogió su bolsa para hacer una breve parada en el baño, aún seguía sacando el puño.

Pero a Báez se le había acabado el físico. La exigencia del encuentro terminó con el argentino que, tras ponerse 2-0 abajo en el tercer set, no pudo seguir. Algún tipo de dolencia en la pierna derecha echó por tierra su gran partido. Estaba cojo y no tuvo otra que anunciar la retirada.

Con este triunfo, Alcaraz suma 45 victorias esta temporada, a una de convertirse en el tenista con más triunfos de la temporada, junto a Stefanos Tsitsipas, que está ya fuera del US Open.

(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba