Cita con las Citas

Avanzar

Estando entre la muerte o el susto apostaron por lo segundo y, antes que rendirse, decidieron arriesgar el fracaso


Frente a las vicisitudes, avanzar. Es la lección que sacamos de un suceso histórico que hemos leído en un artículo de Gérard Dufour, catedrático emérito de la Universidad Aix-Marseille, publicado en LA AVENTURA DE LA HISTORIA en enero de 2020 bajo el título "El grito de Riego: ¡Viva la Constitución!".

Cuenta Dufour que cuando el pronunciamiento de Rafael del Riego en 1820 a favor de la Constitución de 1812, viéndose en un aprieto al constatar que el 2º batallón de Sevilla no había acudido donde tenía que acudir, a Arcos de la Frontera, decidió no obstante continuar con lo planificado, arengando a sus soldados con lo que sigue:

 Ya llegó el momento de no pararse en obstáculos: de retroceder, nos precipitamos en la hoguera; y de avanzar, nos exponemos a un naufragio; de este podemos salir en tablas; mas aquella nos convertirá en cenizas.

Contra ser cenizas, avanzaron. Estando entre la muerte o el susto apostaron por lo segundo y, antes que rendirse, decidieron arriesgar el fracaso. De haberse desanimado a la primera de cambio no hubieran llegado al fin. Y triunfaron consolidando un régimen que duró unos tres años, lo que conocemos como Trienio Liberal (1820-1823).

¡Ah! Y una curiosidad relacionada con este hecho: Que el comandante José María Rodríguez no acudiera con su batallón al apoyo de Riego en Arcos de la Frontera como habían convenido, no fue por traición, sino porque se perdió. Llegando más tarde. ¡La geografía!




[Total:5    Promedio:4.2/5]
Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también

Cerrar
Botón volver arriba