Historia

Broche de oro al año Soler

Con la inauguración del busto erigido en el Paseo Chapí y la presentación del libro “El Villenense José María Soler”, obra de Alfredo de Rojas, se ha puesto el punto y final a una serie de actos organizados de manera ininterrumpida desde el pasado 30 de septiembre. Siete intensos meses que han servido para homenajear al que para muchos es la personalidad más significativa de Villena a lo largo del siglo XX.
Con la actuación de un cuarteto de cuerda en el Parterre y la presencia de numerosas autoridades, encabezadas por la Vicepresidenta de la Diputación, Mari Carmen Jiménez, en representación de José Joaquín Ripoll, la diputada autonómica María José García Herrero, diputados provinciales como Juan Molina y la Corporación casi en pleno, fue inaugurado el busto realizado por Vicente Ferrero en recuerdo de Soler. Tras señalar Vicenta Tortosa que la ciudad de Villena pagaba así una deuda de gratitud con uno de sus hijos más destacados, Ferrero explicó brevemente su trabajo, un busto de bronce erigido sobre un monolito de granito “sobrio y sencillo” que hace referencia al más importante descubrimiento de Soler, el Tesoro de Villena. Durante su alocución, el escultor deseó que, en el entorno del busto, “los niños jueguen, los jóvenes amen y los mayores recuerden”, destacando el propio entorno del lugar, presidido por el Teatro Chapí, la propia escultura de Chapí realizada por Navarro Santafé y el busto de Joaquín María López.

José María Soler y Alfredo Rojas, tanto monta…
Unos minutos después, en la Casa de la Cultura, tenía lugar el momento cumbre del Centenario: la presentación de la biografía de Soler escrita por Alfredo Rojas, obra póstuma de otro ilustre villenense.

Tras la proyección de un emotivo trabajo audiovisual que en el que Alfredo habla de Soler y su obra, tomó la palabra el catedrático Mauro Hernández, tan ligado a Soler y a Villena, para destacar que el libro de Rojas “recoge de manera extraordinaria las vivencias de Soler, muchas de ellas desconocidas hasta ahora”, haciéndolo además con precisión y objetividad, tal y como Alfredo ha trabajado siempre. Pero por encima de todo, Mauro Hernández destacó la feliz coincidencia en el libro de “dos personas extraordinarias, con un gran amor por sus tierras y sus gentes, hermanos en la amistad y el trabajo”. Para el arqueólogo, sin duda, Soler y Rojas son “un referente extraordinario para las gentes de hoy y, sobre todo, para las del futuro”.

A continuación tomó la palabra José Luis Ferri, director de publicaciones del Instituto Alicantino de Cultura Juan Gil-Albert, responsable de la edición del libro, quien a los dos homenajeados quiso unir las figuras de Vicente Prats y Paco García, que junto a Alfredo han sido de un modo u otro acicate para que Soler sacara adelante sus estudios y publicaciones, destacando del libro que “en él reposa el alma viva de Alfredo Rojas”.

La Vicepresidenta de la Diputación Provincial de Alicante, Mari Carmen Jiménez, señaló que para el Instituto Alicantino de Cultura Juan Gil-Albert y la propia Diputación “era un orgullo editar este libro, que refleja la historia de dos pasiones: las de Soler y el propio Alfredo Rojas por Villena”.

Por último, tanto la directora de la Fundación Municipal José María Soler, Dolores Fenor, como la alcaldesa de Villena, Vicenta Tortosa, dieron un repaso a todos los actos celebrados a lo largo de estos 7 meses –exposiciones, conferencias, reedición de libros, creación de un portal en Internet, traslado del Tesoro de Villena al MARQ, traslado de restos, creación de la composición musical “Obertura para un centenario”, busto, etc.– y agradecieron en nombre del pueblo de Villena el apoyo y colaboración prestado por todas las personas, empresas e instituciones que han hecho posibles todas estas celebraciones.

Tras hacer entrega de un recuerdo a María, la viuda de Alfredo Rojas, y recordar una vez más que, por encima de todo, en la vida y obra de Soler había una constante, que no es otra que su dedicación a Villena, la alcaldesa dio por concluidos los actos conmemorativos de la celebración del primer centenario del nacimiento de José María Soler García, uno de los más ilustres hijos de Villena.

[Total:0    Promedio:0/5]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba