Cartas al Director

¿Cabe mayor despropósito?

Con respecto al futuro de la plaza de toros de Villena, tenemos que llegar al extremo de proponer a la Diputación Provincial que actúe como juez y árbitro en una decisión urbanística que solamente nosotros tenemos obligación de conocer y solucionar. ¿Cabe mayor despropósito?
Porque claro, aquí, pensar que el japonés Mamoru Kawaguchi –autor del Palau Sant Jordi, de Barcelona– firme el proyecto de rehabilitación y cubrición de la plaza de toros, suena a chino, ¿no? Y si es así, ¿por qué no suena a chino que este prestigioso arquitecto japonés rehabilite la plaza de toros de Xátiva? ¿Será porque somos de otro mundo y no de la misma Comunidad Autónoma o será porque somos incapaces de entendernos entre nosotros mismos?

Para aclarar un poco las contestaciones a las preguntas que realizo, diré que, Xátiva, de Valencia, no del otro mundo, va a rehabilitar su plaza de toros con diseño japonés. Que las obras tienen un presupuesto de 5,46 millones de euros, está previsto que se terminen en 2007 y las ejecutará la constructora Llanera. La nueva plaza, quieren que sea un referente arquitectónico de la ciudad, y respetará el carácter modernista que en 1917 (casi de las mismas fechas que la de Villena) le dio Demetrio Ribes. La cubierta estará dotada de un sistema de apertura deslizante en el centro que permitirá celebrar todo tipo de eventos y espectáculos. Entre otras actuaciones, se contempla la sustitución del actual graderío; el saneamiento de los muros de mampostería; nuevas medidas de accesibilidad y sistemas de evacuación y la creación de una estructura exterior adosada a los pilares. El proyecto incluye un palco CIP, climatizado y con accesos y cafetería propios, cuyo volumen se proyecta hacia el exterior a modo de mirador.

Además, se dotará a la plaza de una nueva instalación eléctrica y sistema de protección contra incendios. El coso, con capacidad para 7.945 personas, tendrá un cerramiento de paneles de hormigón colocados en vertical. Se demolerá el muro perimetral para acercar la plaza a la ciudad. Habrá jardines, se pavimentará el suelo y se rehabilitarán dos quioscos ubicados en el acceso principal.

En fin… ahí queda escrito. ¿Serán capaces, nuestros representantes políticos, de solucionar el problema o asistiremos a una nueva versión, corregida y aumentada, de la demolición de la Torre del Orejón, que tanto hemos lamentado? Porque, con el Presupuesto anual que tiene nuestro Ayuntamiento, el tema de la financiación no debe ser impedimento. El futuro de la plaza de toros de Villena, ¿lo sabe alguien? Pues, por favor, que lo diga claramente para que se entere la opinión pública.

No puedo resistir la tentación de transcribir una canción popular que decía:

Villena ya no es Villena
que es un segundo Madrid
por la plaza de los toros
y el Teatro de Chapí

Optimista, sin duda. Pero muestra de que nuestro pueblo, aunque con dificultades, hace 80 años, avanzaba. Lo que no podemos decir ahora a la vista de cómo se desarrollan los acontecimientos derivados del futuro del emblemático edificio que es para la ciudad la plaza de toros.

(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba