Economía

¿Cómo ahorrar y evitar cargos no deseados en la cuenta bancaria?

Cada vez es mayor el recelo por parte de las familias valencianas para contratar servicios financieros a través de los bancos y otras entidades encargadas de gestionar el ahorro de las mismas. Así se ha puesto de manifiesto tras la publicación de la Encuesta de Competencias Financieras elaborada por el Banco de España y la Comisión Nacional del Mercado de Valores. En este mismo informe se constata que cerca del 40 % de los valencianos guarda sus ahorros en casa.

Esta tendencia sobre el hábito de los usuarios pone de relieve los muchos gastos que se derivan de la contratación de los productos bancarios a través de su formato más popular, que son las cuentas corrientes. A lo que se añaden las nuevas medidas que prevé la entrada en vigor de una tasa del 0,2 % por la compra de acciones españolas que ejecutarán los operadores del sector financiero. Un impuesto que gravará las operaciones que se realicen sobre los mercados de renta variable.

Ante este panorama, han sido muchas las dudas que han surgido entorno a cómo ahorrar y de qué manera evitar los cargos indeseados en las cuentas bancarias.

  • Ahorro en comisiones y tarifas competitivas
  • Devolución de los recibos incorrectos
  • Eliminar cargos en cuenta
  • Vía judicial: la última alternativa

Ahorro en comisiones y tarifas competitivas

Este escenario en el sector del ahorro y la inversión está provocando que buena parte de los consumidores sean más precavidos y traten de eliminar los cargos no deseados de su cuenta bancaria como fórmula para ir reduciendo sus gastos y para disponer de un saldo en la misma más saneado. En los bancos, eligiendo productos de ahorros exentos de comisiones, mientras que por el contrario, en la inversión la clave reside en decantarse por los brókers financieros que ofrezcan las mejores tarifas y condiciones de contratación.

Respecto a la inversión, es muy importante tener presente las comisiones que aplican los brokers y también su reputación. Por ejemplo, si un usuario está interesado en el sector de las dividas deberá informarse sobre cuáles son los mejores FX brokers en España. Puede haber diferencias de hasta el 50 % y por tanto se puede conseguir que la operación al final sea mucho más rentable debido a unos gastos más competitivos. Es decir, el beneficio neto será mucho más interesante al cerrar las posiciones en los mercados financieros seleccionados.

Devolución de los recibos incorrectos

Las cuentas corrientes es el instrumento en donde se domicilian o canalizan todos los recibos domésticos (agua, luz, gas, etc.), pero también seguros, cuotas profesionales u otros servicios. Seguro que en más de una ocasión se les habrá cargado a sus titulares un abono por confusión o bajo una cuantía que no era la correcta. Para subsanar esta incidencia, no habrá más remedio que notificarla rápidamente a la entidad bancaria para que el importe sea repuesto en la cuenta sin mayores problemas.

En principio, todos los clientes tienen un plazo de 45 días aproximadamente para formalizar esta reclamación. Como medida preventiva, será necesario revisar todos los movimientos con una cierta regularidad para que la demanda no exceda de los plazos requeridos. Esta actuación se canalizará por medio de los soportes online que en los que pueden analizarse todos los cambios en el saldo de la cuenta de ahorro.

Eliminar cargos en cuenta

Cuando el cliente no esté conforme con el cargo a cuenta será el momento de actuar. En especial porque se pueden generar problemas de liquidez en la cuenta corriente, o lo que es aún peor, se puede producir un descubierto que estará penalizado con altas comisiones. Si el usuario actúa con diligencia estará en disposición de rechazar los cargos no deseados en la mayor brevedad de tiempo.

La mayoría de las páginas web del sector bancario disponen de una sección para dar de baja a las empresas que cargan un recibo o factura incorrectamente. Tan solo habrá que dirigirse a este apartado y en pocas horas se desactivará el servicio. El primer efecto consistirá en que a partir de ese momento ya no podrán cobrar una prestación a menos que lo acepte el usuario.

Se trata de un movimiento bancario que puede hacerse de forma ilimitada y cuantas veces desee el cliente sin que tenga que dar ninguna explicación sobre los motivos que le han llevado a tomar esta decisión. Es una estrategia que se utiliza para proteger al cliente ante situaciones irregulares en la cuenta corriente como las mencionadas anteriormente. Aunque habrá que cerciorarse de que el afectado no entrara en ninguna lista de morosos (ASNEF, RAI, etc.) por la devolución de estos cargos bancarios y el efecto que genere en las tendencias de consumo en España.

La vía judicial: la última alternativa

También hay otras formas más convencionales para solucionar este problema que puede emerger en cualquier momento. En este caso, bastará con enviar un burofax a la empresa emisora de la factura en la que se demande la rescisión del servicio por situación de un impago puntual e irregular. En un plazo de tiempo más o menos razonable habrá una respuesta sobre el estado de la reclamación. Si es positivo no habrá mayores problemas y repondrán el importe cobrado indebidamente.

Si no fuese de esta forma, y por tanto no diesen la razón al usuario, no habrá otra solución que poner una reclamación oficial en las oficinas de consumo de la Comunidad Valenciana. Como última alternativa, siempre quedará el recurso de optar por la vía judicial. No obstante, no es el escenario más recomendable ya que deberán abonarse los costes de este proceso. Por ello habrá que analizar si realmente merece la pena o no esta elección por un cargo bancario de tan pequeña cuantía.

[Total:1    Promedio:5/5]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba