Economía

Cómo elegir una estrategia de inversión

En los siguientes apartados, procederemos a listar algunos consejos prácticos a tener en cuenta a la hora de elegir una estrategia de inversión concreta

Para elegir una estrategia de inversión, debemos tener en cuenta cuál es nuestra situación financiera, así como los objetivos, edad, tolerancia al riesgo y demás factores que conformen nuestro perfil de inversor. La inversión supone una parte vital del bienestar financiero pero, para explotar su máximo potencial, debemos recurrir a una estrategia de inversión efectiva que nos permita aclarar dónde y cómo deberemos invertir nuestro dinero.

Claves para elegir una estrategia de inversión

En los siguientes apartados, procederemos a listar algunos consejos prácticos a tener en cuenta a la hora de elegir una estrategia de inversión concreta:

Establece una serie de objetivos financieros

Por lo general, la gran mayoría de inversores busca disponer de fondos suficientes para su jubilación, dado que esta etapa supone una importante transición financiera en la que, en lugar de cobrar un sueldo, cada persona deberá recurrir a sus propios ahorros para garantizar el resto de sus ingresos. Mediante tempranas inversiones realizadas con la suficiente frecuencia conseguirás prepararte para el futuro y garantizar, de esta manera, ganancias que podrán ayudarte a alcanzar todos los hitos que te propongas previos a la jubilación, tales como la creación de un negocio, la compra de una casa o el pago de la educación de un hijo, entre otros.

Determina cuál es tu tolerancia al riesgo

Toda inversión lleva consigo un riesgo asociado. Si decides asumir mayores riesgos, podrías llegar a conseguir una mayor rentabilidad en el futuro que te ayudará a combatir la inflación económica. Ya sean Criptodivisas, acciones individuales, préstamos entre particulares o fondos de cobertura, el principal inconveniente que presentan todas estas inversiones es la vulnerabilidad ante pérdidas más graves que muestran. Es por ello que, como inversor, deberás equilibrar tu cartera contando, para ello, con las proporciones adecuadas tanto de inversiones arriesgadas como de poco riesgo. Entre ejemplos de inversiones de menor riesgo, encontramos los bonos, cuentas de ahorro, cuentas del mercado monetario y certificados de depósito.

Para todos aquellos traders que se hayan planteado operar con opciones binarias, el glosario disponible en esta página incluye los términos relacionados con variedad de estrategias de trading.

No te olvides de diversificar tus activos

La diversificación de los activos de la cartera de inversiones busca una repartición del dinero entre distintas inversiones para, de esta manera, mitigar el riesgo de pérdidas. De esta manera, si tienes una mezcla muy variada de inversiones podrás amortiguar el golpe que puedas sufrir por las pérdidas de un activo, dado que conseguirás que otro siga produciendo rendimientos de forma constante. Dado que los inversores más jóvenes disponen de más tiempo para recuperar el dinero perdido, pueden permitirse invertir en activos más arriesgados, mientras que aquellos que estén más cerca de la jubilación quizá prefieran un enfoque conservador que les permita conservar los ahorros que han ido acumulando a lo largo de los años.

Una estrategia de inversión bien definida te permitirá ganar ingresos pasivos con el tiempo, pero requerirá de una cuidadosa planificación en la que se tengan en cuenta numerosos factores. Si has prestado atención a las claves listadas en los apartados anteriores, podrás disfrutar de la rentabilidad que ofrece una buena estrategia de inversiones sin necesidad de preocuparte por las posibles pérdidas.

(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba