Política

El ayuntamiento no acepta el convenio con el Instituto Valenciano de la Vivienda

Con los votos a favor de los integrantes del Equipo de Gobierno, el voto en contra de Juan Palao y las abstenciones del resto de ediles de la Corporación, el pasado Pleno, celebrado en vísperas de Nochevieja, resolvió de un modo desfavorable el convenio que ha de suscribirse entre el ayuntamiento de Villena y el Instituto Valenciano de la Vivienda (IVVSA), por el cual la entidad autonómica pretendía construir 924 viviendas VPO en nuestra ciudad en un sector residencial de nueva creación, ubicado entre el instituto Navarro Santafé y las vías del ferrocarril.
Tras un amplio debate en el que hubo unanimidad a la hora de señalar que el proyecto es “mejorable” y que el IVSSA “no ha cumplido lo pactado”, tanto Antonio García Ágredas como Celia Lledó apostaron por dejar el asunto sobre la mesa y mantener próximas reuniones con los responsables para tratar de alcanzar un acuerdo, a lo que el edil de Urbanismo, José Ayelo, y el de Ordenación del Territorio, Antonio Pastor, respondieron afirmando que el Plan de Actuación ya se encuentra en la fase de exposición pública en la Comisión Territorial de Urbanismo y, o se alega ahora, o el ayuntamiento de Villena quedaría fuera del proceso y ya no podría tomar ninguna medida en el futuro.

Más en detalle, José Ayelo señaló que los técnicos municipales se muestran “en contra” del convenio porque el proyecto contempla ahora la construcción de unas 200 viviendas más de las previstas inicialmente sin haberse contado con el ayuntamiento, además de estar proyectadas pequeñas parcelas de césped de unos 100 metros cuadrados cuando lo que el consistorio desea es una sola parcela de 20.000 metros que se convierta en el mayor parque de la ciudad, mientras que Antonio Pastor argumentó que las especies vegetales que contempla el proyecto para su implantación en la zona “se helarían enseguida”. Para Pastor, una actuación así “no se puede aprobar si no existe un acuerdo completo entre las partes”. En definitiva, desde el equipo de gobierno se sostiene que el proyecto del IVVSA, en sus términos actuales, “no es bueno para Villena”.

Por su parte, Celia Lledó insistió en la necesidad de dejar el asunto sobre la mesa, recordó que en una fase anterior de alegaciones el IVVSA ya aceptó ocho de las doce presentadas por el ayuntamiento de Villena y reclamó la convocatoria de una nueva reunión con los responsables de la entidad autonómica y un informe del arquitecto municipal, lo que, una vez más, fue respondido por Ayelo y Pastor, quienes señalaron que si se tiene la oportunidad de alegar, “hay que hacerlo”, que las cuatro alegaciones no aceptadas “son importantes”, que el arquitecto municipal “no puede informar en este caso” y que “no hay mala fe en esta actuación, sino un intento de ordenar el urbanismo de Villena de la mejor manera posible sin que se vean afectados los intereses de los constructores. En definitiva, se están defendiendo los intereses del pueblo”, concluyó José Ayelo su intervención.

(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba