Política

El PP recurrirá el sobreseimiento de su querella para demostrar que hubo delito contra la plaza de toros

La portavoz del partido, Celia Lledó, ha anunciado que piensan recurrir el auto, pues defiende que, aunque la plaza no está catalogada como Bien de Interés Cultural, sigue siendo un monumento protegido por el Plan General de Ordenación Urbana y por su valor sentimental para los villenenses.
Según la concejala, el auto dice no encontrar delito de prevaricación contra el patrimonio, “de momento”, porque interpreta de una forma muy estricta el concepto de Edificio Singularmente Protegido, al basarse en que lo son aquellos edificios catalogados, por orden ministerial, como Bien de Interés Cultural (BIC). Pero el PP considera que, aunque no sea un BIC, la plaza sí es un monumento al recogerlo en el PGOU como “Bien de Protección General Nivel 2” y para los ciudadanos “que lo sienten como un edificio emblemático”. Lledó ha acusado al equipo de gobierno, “que tiene la obligación de proteger la plaza”, de no hacerlo y buscar que se caiga y ha insistido en que el PP va a seguir intentando que no sea así “porque es nuestra obligación protegerla”.

En otro sentido, ha manifestado que su partido no va a pedir disculpas a nadie, afirmando que en ninguna rueda de prensa habían cuestionado si los dos técnicos habían actuado mal sobre la plaza de toros. No se acusa a los arquitectos técnicos de prevaricación, sino a los ediles. Y ha señalado que fueron los concejales que aprobaron esa actuación los que actuaron mal al esconder los informes que, anteriormente, había redactado el arquitecto superior municipal –instando a que se reforzaran 16 pilares de la plaza para evitar su caída–, en lugar de ejecutarlo. Según la edil, el concejal de Urbanismo dejó estos primeros informes en un cajón y ni siquiera fueron registrados en el Ayuntamiento, no se dieron a conocer, pero José Ayelo tuvo que sacarlos para presentarlos al juez.

A pesar de la decepción que ha supuesto para el Partido Popular el archivo de la querella, se sienten satisfechos de que el juez la admitiera a trámite y haya llevado 10 meses de diligencias. La satisfacción es doble, ha dicho, porque de momento sabemos que no van a derribar la plaza de toros. Por ello, además de recurrir el auto, el PP presenta una moción al pleno del día 23 pidiendo que se rehabilite la plaza y que se le ponga una cubierta, para usarla todo el año en todo tipo de ocio, “pero cultural, no consumista como quiere el equipo de gobierno”. Asimismo, exigen para ello que se solicite una subvención a la Conselleria y a la Diputación –que ya se comprometió a dar ayudas para su restauración.

NOTA: Les invitamos a conocer el contenido íntegro de las 2 mociones que el Partido Popular presenta al pleno del jueves 23 de febrero. Además, podrán descargar las alegaciones al proyecto Primadomus.

(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba