Fiestas

“Escuadras burbuja”, la opción de la Junta Central para las Fiestas 2021

La Junta Central de Fiestas trabaja en las posibles alternativas para poder celebrar los Moros y Cristianos del próximo año

Con el comienzo de la vacunación contra la Covid-19, la pregunta que ahora mismo se hace todo el mundo es cuándo recobraremos una total normalidad, es decir, cuándo volverá a ser la vida como era antes de marzo de 2020.

Una pregunta que, entre otros sectores, también se hacen aquellos relacionados con los eventos multitudinarios. Con la Feria de Abril de Sevilla 2021 ya cancelada oficialmente, y otros eventos como las Fallas proponiendo calendarios alternativos, en Villena la duda es saber si en septiembre podremos tener, o no, Fiestas de Moros y Cristianos.

Por ello, y anticipándose a todos los escenarios posibles, la Junta Central de Fiestas ya trabaja en distintas opciones para poder organizar los próximos Moros y Cristianos en función de la situación epidemiológica y del porcentaje de población que ya esté inmunizada en septiembre de 2021.

Reducciones de aforo

Por un lado, la entidad festera está planteando unas reducciones de aforo similares a las aplicadas en los recintos culturales. Es decir, que podrían participar en los desfiles –y también asistir como espectadores– un 30, un 50 o un 70% de los festeros habituales, dependiendo de la autorización que otorguen en ese momento las autoridades sanitarias.

En este caso, señalan las fuentes consultadas, y aunque la Junta Central es partidaria de decidir quién sale y quién no por estricto sorteo, lo cierto es que sería cada comparsa la responsable de su organización, cabiendo otras opciones, como por ejemplo que el 50% de los socios salieran en la Entrada y el otro 50% en la Cabalgata, o viceversa.


“Escuadras burbuja”, la opción preferida

No obstante, y dado el éxito de los llamados “grupos burbuja” en los colegios e institutos, que han conseguido frenar el avance de la pandemia en los centros de enseñanza, la Junta Central está diseñando un plan que permitiría la participación de todos los festeros teniendo en cuenta que un alto porcentaje de los mismos ya estarían vacunados.

Así, y apelando a la responsabilidad individual y colectiva, la idea pasa por crear grupos cerrados –escuadras y filas, en este caso– y que sus integrantes no tengan contacto con otros festeros durante esos días. Un test de antígenos o una PCR negativa de los integrantes de la fila bastaría para autorizar su participación en los desfiles, aunque, eso sí, un resultado positivo obligaría a confinar también a toda la fila, aunque su nulo contacto con el resto de festeros garantizaría que pudiera seguir participando en los actos el resto de la comparsa.

En cualquier caso, insistimos, esto no son más que posibles alternativas, planes B y C que la Junta Central está diseñando por si fueran necesarios, porque el deseo de todos, al que por supuesto nos sumamos, es que esta pesadilla acabe lo antes posible y todos podamos recuperar la normalidad cuanto antes.

[Total:12    Promedio:2.6/5]
Etiquetas

3 comentarios

  1. En fiestas APELANDO A LAS RESPONSABILIDAD INDIVIDUAL??
    DESPUÉS DE 4-5 CUBATAS VERAS QUE BONITO!!NOS CARGAMOS TODOS NUESTROS ABUELOS…
    SEÑORES DE LA JUNTA CENTRAL DE FIESTAS SI NO SE PUEDEN HACER NO SE HACEN Y..PUNTO!!!
    EN 2022 SE HARÁN SIN NINGÚN PROBLEMA SIN MASCARILLA Y CON MUCHÍSIMA GANA. MENOS EGOÍSMOS Y MAS SERIEDAD,
    TODOS SABEMOS QUE EN FIESTAS MUCHOS SE EMBORRACHAN HASTA REVENTAR.. DONDE VA A ESTAR LA RESPONSABILIDAD??
    ¡VENGA SEÁIS SERIOS!

  2. Yo me pensaba que las escuadras burbuja consistía en ir metidas dentro de un globo al que se inyecta oxígeno y vino.
    ¡Otra inocentada más!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba