Ciudad

Francisco Montilla responde al escrito de Justo García, de la UDP

El concejal de Bienestar Social ha mostrado su postura ante la carta remitida por este miembro de la Unión Democrática de Pensionistas a los medios de comunicación en la que acusaba al edil y a la alcaldesa de amenazas y de prohibirle presentarse a las elecciones a la Junta Directiva de tal asociación.
En primer lugar, Montilla ha dejado claro que la alcaldesa ha participado en este proceso “sólo al final”, por lo que cualquier crítica sobre el tema “debe hacerse hacia mi, porque es mi responsabilidad”. Según el concejal, el escrito habla del 2 de enero, pero no menciona la reunión que mantuvieron –el 19 de diciembre– la alcaldesa y él con los 9 candidatos que se presentan a las elecciones para la Junta Directiva de la UDP. El edil de Bienestar Social ha recordado el conflicto que ha habido en diferentes asambleas de la UDP, “con espectáculos bochornosos y alteraciones del orden público”, por los cuales numerosos vecinos “me han pedido que cierre el local que usan como sede –bajo el Teatro Chapí y de propiedad municipal– y se lo de a las numerosas asociaciones que lo necesitarían. Sin embargo, no lo he hecho porque creo que son buenas y razonables las actividades de las que disfrutan allí los jubilados”. Montilla pensaba que con las nuevas elecciones se normalizaría la situación, pero se ha visto que 4 miembros de la actual directiva y 3 de los que hicieron oposición a ella vuelven a presentar su candidatura –“junto a otras 2 personas que no conocíamos, pero nos parecieron muy sensatas”–.

Ante esta situación el edil acordó con la alcaldesa llamar a los candidatos para intentar llegar a un acuerdo consensuado para terminar con los conflictos –proponiéndoles que se retirasen todos y se presentase otra persona, una mujer, que como presidenta eligiese a su directiva, de entre todos los socios y socias, incluidos los otros candidatos–. De aquí salió un acuerdo entre adultos –firmado por unanimidad- y que serviría como nota informativa para que los otros socios sepan qué ha pasado. Con él se buscaba lograr un consenso y evitar una situación peor si –como dictan los estatutos de la UDP “que están mal hechos”- el presidente electo fuese de un partido y el vicepresidente y otros cargos, del otro –pues quien más votos obtiene va ocupando los cargos–. Montilla, que se ha visto en numerosas ocasiones con los miembros de la UDP, ha admitido que si Justo García pretendía dañarle con este escrito, “lo ha hecho, pero no me ha asustado y sigo pensando en que se llegue a las elecciones del 14 de enero con una solución consensuada; no estoy dispuesto a que protagonicen otro espectáculo vergonzoso”.

Si antes del 14 de enero, no se logra un acuerdo, el ayuntamiento cerrará el local –que es municipal y se puede recuperar de manera inmediata– a la UDP; “si después vienen a vernos con una postura conjunta se les podría devolver esta sede”. No obstante, Montilla se ha reafirmado en su postura “e imagino que la posición de Vicenta Tortosa va a ser de firmeza; ambos pensamos que es el momento de que todo el mundo ceda, y tendrán que aprender a perdonar y trabajar todos juntos poniéndose de acuerdo”. Respecto a la acusación de Justo García de que el concejal hubiese hecho algo ilegal con esta actuación, Francisco Montilla ha replicado “que vaya al juzgado y me denuncie”. Y según el edil, no le dijo a García que se fuera cuando este le dijo si repetiría esta petición ante un juez, “sino que no iba a seguir hablando de esto; cuando los miembros de la oposición de la UDP me pedían que cesara yo al actual presidente, sí eran democráticos y ahora que yo quiero solucionarlo así, dicen que no lo soy”.

Finalmente, ha añadido que durante todo este proceso ha mantenido contactos con la Unión Democrática de Pensionistas de Alicante y que esta mañana le ha mostrado todo su apoyo, “porque desde allí han intentado mediar y no lo han conseguido”.

(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba