Cartas al Director

Insultos sufridos por el DJ del Paseo

Creo que debemos pedirle que vuelva a salir y que no deje que su voz sea apagada por nada ni por nadie

Quiero manifestar mi indignación por los insultos que sufrió en el día de ayer el DJ del Paseo por un vecino de uno de los balcones, que le increpó por poner música y se dirigió a él con exabruptos, alegando motivos políticos.

Creo que los tiempos que nos han tocado vivir no deben ser de confrontación política, ni de cualquier otro tipo, sino de armonía y convivencia social. El aplauso de las ocho se ha convertido en un acto social: lo que empezó como un apoyo a los sanitarios ahora es un momento de convivencia con los vecinos y un respiro de nuestro confinamiento, no creo que deba tener un significado político.

En cualquier caso, quien quiera que aplauda, quien quiera que guarde silencio y quien quiera que golpee una cacerola, no creo que a estas alturas nadie pueda privarnos de nuestra libertad de expresión, pero eso sí, desde el respeto hacia los demás.

Desde que el DJ del Paseo llegó a Villena, puesto que antes se encontraba fuera estudiando, sólo ha intentado dar ánimo a todos los vecinos, lo que hacía tanto con su pancarta, en la que se expresaba “Ánimo Villena”, como con su música: “Resistiré”, “La Morenica” y otras canciones, “Cumpleaños feliz” cuando cumple años cualquier vecino, los viernes dos canciones seguidas precisamente por ser viernes… Repito, sin ninguna intención política y con la única de animar a todos los vecinos.

No creo que merezca este trato. En el día de hoy ha retirado la pancarta y ya no nos ha acompañado con su música. Creo que debemos pedirle que vuelva a salir y que no deje que su voz sea apagada por nada ni por nadie.

Quiero pedir desde aquí a los vecinos del Paseo que si están de acuerdo conmigo mañana cuando salgan al balcón pongan la canción de “Resistiré”.

Por: Una vecina de los balcones del Paseo Chapí.




[Total:11    Promedio:3.1/5]
Etiquetas

Un comentario

  1. Totalmente de acuerdo. Le animo a que vuelva a poner la música y la pancarta. El intransigente que tiene enfrente sólo se representa a sí mismo y sus insultos le retratan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba