Música

Javier Martínez: “El ayuntamiento tiene clarísimo que los festivales de música deben seguir en Villena”

Ayuntamiento y promotora hacen un balance “más que satisfactorio” de la celebración de Leyendas del Rock y Rabolagartija

Javier Martínez, concejal de Grandes Eventos, y Carlos Prats, portavoz de la empresa promotora, han comparecido para hacer balance de los festivales Leyendas del Rock y Rabolagartija, celebrados en el polideportivo de Villena los dos últimos fines de semana.

Para la promotora el balance es “más que satisfactorio” pese a las dificultades de todo tipo que han rodeado los eventos este año, a pesar de lo cual “han salido adelante con total normalidad dos grandes eventos, con más de 130 actuaciones, sin una sola cancelación o retraso y con un nivel artístico y musical increíble, con actuaciones que van a quedar grabadas en la memoria de los asistentes como las de Powerwolf, Epica, Ska-P, Rozalén o Zoo”.

Asimismo, destacaba la “amplísima asistencia al evento”, con más de 100.000 personas pasando por el recinto de conciertos durante los 7 días –una media de entre 15.000 y 16.000 personas diarias–, lo que “también ha redundado en un impacto económico muy importante tanto en Villena como en el resto de la comarca y la zona de influencia”.

Desde la promotora se ha querido también agradecer “la colaboración del ayuntamiento de Villena, con su personal político, técnico y sus brigadas, así como la labor de los cuerpos y fuerzas de seguridad, cuyo papel este año ha sido más importante si cabe y con quienes la colaboración ha sido muy fluida en todo momento”.

Un tremendo reto logístico y humano

Por su parte, Javier Martínez “felicitaba y agradecía” la labor “tanto de la promotora como de todas las personas que han hecho posible la organización de estos dos festivales”, calificando como “tremendo” el reto “logístico y humano que supone para una ciudad de 35.000 habitantes recibir tanto público en tan poco tiempo”.

Un reto, añadía, “ante el que todo el mundo ha estado a la altura”, especialmente frente las dificultades meteorológicas del pasado sábado, cuando la labor de “Bomberos, Policía Local, Guardia Civil, Cruz Roja y las brigadas municipales, junto al personal de la promotora, consiguió que mucha gente pudiera seguir disfrutando del festival sin apenas enterarse de los problemas que había”.

La seguridad ante todo

Con respecto a esta cuestión, el concejal destacaba que “ante la tragedia sucedida en el Medusa Festival y la previsión meteorológica, se estuvo trabajando desde primera hora, con los Bomberos revisando las instalaciones del festival y analizando aquellos puntos que podían ser conflictivos. Tanto fue así que las autoridades consideraron el recinto del festival como el espacio más seguro y por ello se abrieron puertas antes de hora y se invito a los festivaleros a abandonar la zona de acampada y entrar al recinto, donde pudieron disfrutar de los conciertos con total normalidad hasta que pasó la alerta meteorológica y pudieron volver a la acampada”.


Impacto económico y cultural

El edil también destacaba que, más allá del impacto económico, “la vida cultural y social de Villena también se ve potenciada, con eventos como los conciertos acústicos gratuitos o la participación de bandas de Villena y nuestra zona en el propio festival”, motivo por el cual agradecía la implicación de la promotora.

Por último, Martínez destacaba que “de cara al futuro, el anuncio como cabeza de cartel de Megadeth para Leyendas del Rock 2023 nos da a entender que la apuesta de la promotora de los eventos va en serio y siempre va a intentar conseguir más y mejor”, motivo por el cual “el ayuntamiento siempre va a apostar por ellos, porque tenemos clarísimo que estos eventos tienen que seguir en Villena porque dan vida y riqueza a nuestra ciudad”.

(Votos: 16 Promedio: 4.1)

Un comentario

  1. Los festivales van a mejor pero todavía hay mucho margen de mejora:

    -Mas aseos en la zona de acampada y limpieza más frecuente. Con el calor que hace huelen muy, muy mal, se huele incluso desde las tiendas.

    -Tapar las duchas del camping y dividirlas por sexo, que la gente pueda ducharse tranquila y sentirse segura.

    -Hay que hacer algo con el suelo del recinto (entiendo que en el camping es imposible) pero el Rabo (en los escenarios) era una constante nube de polvo.

    -Ampliar las barras, se acumula muchísima gente en el mismo sitio.

    Este año faltaban las gradas, faltaban lavabos y/o fuentes, solo había una y se hacen colas que dan miedo.

    Otro punto cuestionable es la organización del camping sombra.
    Las personas que llegaron días antes del festival, con la intención de coger un buen sitio en el camping, más cerca de la zona de conciertos, fueron obligadas a acampar en la zona más alejada.
    Entiendo que hay que llevar cierto orden pero se debería dar preferencia de elección a esas personas. Si no es así dejarán de venir antes, las llegadas serán más caóticas, mayores aglomeraciones en supermercados…
    Puede repercutir negativamente en la cantidad de festivaleros que visita el pueblo los días de antes, que además aprovechan para comer y cenar en nuestros bares.

    Son pequeños y no tan pequeños detalles que cambian mucho la experiencia.

    Saludos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba