Medio Ambiente

Jesús Santamaría: “para 2007 se podrían reducir las extracciones de nuestros acuíferos en 25 hm3”

Según el concejal de Aguas, esta reducción será posible si las depuradoras y desaladoras previstas en las comarcas de la costa alicantina están en marcha para entonces. Santamaría afirma que “sí va a haber más hectómetros cúbicos para el trasvase desde la toma del Azud de la Marquesa de lo que habría desde Cortes de Pallás”.
Con motivo de la visita a la sede de la Comunidad General de Usuarios del Alto Vinalopó en días pasados de Juan José Moragues - Presidente de la Confederación Hidrográfica del Júcar-, el Concejal de Aguas ofreció a los medios de comunicación su opinión sobre la situación del trasvase Júcar-Vinalopó. El edil socialista recordó que “de los 4 grandes acuíferos de Villena salen para consumo humano en la costa alicantina 28 hm3 al año y la Ley de Aguas permite al Ministerio de Medio Ambiente sustituir esa cantidad por agua de desalación para aquellas comarcas”. Santamaría dijo esperar “que en 2007 se empiece a sentir una sensible reducción de las extracciones de nuestros acuíferos, para que éstos puedan empezar a recuperarse”.

Al respecto de las informaciones aparecidas en los medios sobre que varias comunidades de regantes de la provincia se están desmarcando de la postura de la Junta Central –aceptando ya el nuevo trazado del trasvase-, el concejal digo que “parece lógico”. A continuación, Santamaría reconoció que “en este momento la calidad del agua sí es peor en Cullera que en Cortes”, pero insistió en que en cuanto se pongan en marcha las depuradoras, de la provincia de Valencia, en proyecto y la ya existente de Pinedo y se controlen los vertidos al río Júcar, “mejorará su calidad”. No obstante, recordó que el Júcar “precisa de 35 hm3 de agua a lo largo de su cauce y no se puede quitar ese caudal ecológico en la cabecera del río –en Cortes-, pero sí cuando ya han recorrido la totalidad de su cauce, en el Azud de la Marquesa”.

Jesús Santamaría afirmó que “ahora hay que aprobar el nuevo proyecto y exigir que, cuanto antes, tengamos agua en el Embalse de San Diego y lo más pronto posible se deje de extraer agua de nuestros acuíferos para ser usados en la costa”. El concejal de Aguas concluyó diciendo que “este proyecto tiene 3 patas: las plantas desaladoras para el consumo en L’Alacantí y la Marina Baja, las aguas depuradas para la agricultura y el trasvase”. Sin embargo, dijo Santamaría hay que tener claro que “el trasvase no es la panacea y tiene que ir acompañado de las otras dos actuaciones”.

(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba