Economía

La búsqueda de rendimiento domina de nuevo el sentimiento de los pequeños inversores

Las operaciones bursátiles pueden ser una buena oportunidad para no dejar quietos nuestros activos y generar un beneficio

Cada vez son más las personas interesadas en mover su dinero, y para ello, las operaciones bursátiles pueden ser una buena oportunidad para no dejar quietos nuestros activos y generar un beneficio. Sin embargo, se han de tomar las debidas precauciones y no realizar operaciones arriesgadas que puedan poner nuestro capital en peligro.

Como todo, lleva un proceso de aprendizaje en el cual no es conveniente tomar ningún tipo de prisa. Aprender sobre bolsa puede llevar bastantes años, pero es un mundo apasionante.

Y es que, no solo vamos a tener que aprender ciertas nociones básicas sobre economía, sino que muchísimos los factores ajenos a ésta los que provocan variaciones en los mercados financieros. Por ejemplo, un resultado electoral inesperado puede mover la balanza de un lado a otro. Y no hablemos ya de algún hecho que nos pueda pillar por sorpresa: los atentados del 11 de septiembre de 2001 en los Estados Unidos fueron una buena prueba de ello, hicieron caer las bolsas y el miedo se apoderó durante una larga temporada de los inversores.

En la actualidad, la recuperación económica de las grandes potencias mundiales tras la pandemia, es la que marca a día de hoy la apuesta por una estrategia de inversión u otra.

Europa trata de acelerar la marcha

Con el gigante chino acechando, Europa trata de resistir como puede, si bien se enfrenta ahora a algo de incertidumbre debido a las malas noticias sanitarias que están llegando de otro gigante, concretamente de la India. Se espera que la experiencia adquirida durante más de un año de duros ajustes sirva para amortiguar otro golpe que pueda venir. Se estima, además, que los fondos europeos que están comenzando a llegar sirvan para estimular la economía de los países que peor lo han pasado durante la pandemia en el marco europeo.

Se podría afirmar que ya ha pasado lo peor en cuanto a la situación pandémica, por lo que ha habido un reflejo en las primas de riesgos de gran parte de los países europeos. Igualmente, tal y como ya anunció hace unos días Carlos Valverde, analista de mercados de Tickmill, “el mercado de divisas se mantiene bastante tranquilo, al igual que los mercados de materias primas”.

En este sentido, el selectivo español se encuentra bastante estable. El mes de abril se cierra con el Ibex 35 en torno a los 8.800 puntos, Un valor medio alejado de las cifras que se barajaron a principios de mayo de 2017, cuando se alcanzó un máximo de más de 11.100 puntos.



Por su parte, “la inflación de los precios al productor de Estados Unidos en marzo fue una gran sorpresa para las expectativas del mercado. En términos anuales, aumentó un 1%, el doble de lo previsto”, indica Valverde. Estos datos frenaron el retroceso del USD debido a la recuperación de los rendimientos de los bonos del Tesoro impulsados por el componente de inflación. Y, según datos de la CFTC, la posición corta en USD frente a las monedas del G10 ha estado cayendo durante 12 semanas consecutivas y ahora representa sólo el 2% del interés abierto (por debajo del 19% en enero).

En cuanto al mercado de metales, el oro continúa con su tendencia alcista, pudiendo alcanzar un precio de 1800 dólares la onza en poco tiempo. Cabe recordar que este metal siempre es un valor bastante seguro y muy apetecible a la hora de invertir.

Por su parte, el mercado del petróleo fue respaldado por las palabras del presidente de la Fed, Powell, de que pronto podría llegar un punto de inflexión en Estados Unidos, después del cual el empleo y la inflación finalmente entrarán en una trayectoria de recuperación estable.

Las fintech muestran su cara amable

Pero el mercado monetario también tiene su vertiente solidaria, ya que se han producido algunos hechos de relevancia que han dejado apartado el carácter mercantilista para servir de ayuda a quienes realmente están pasando por una situación complicada. Buena prueba de ello la tenemos en un país muy castigado por la guerra civil, el Líbano. Tickmill es una fintech de Forex que ha donado una cantidad importante de dinero a la asociación World Lebanese Cypriot Cultural Union, ya que cabe recordar que este país ha sufrido de forma muy severa las consecuencias del COVID-19, así de la propia inestabilidad que sufre la nación. La explosión ocurrida en Beirut el pasado verano no hizo más que agravar una situación ya de por sí muy complicada. Las noticias que vienen de esta zona del mundo no son nada halagüeñas, el 50 % de la población puede caer bajo el umbral de la pobreza, y los altos índices de inflación provocan situaciones muy complejas para la ciudadanía libanesa, que se está enfrentando a recortes salariales y pérdida de derechos.



Por lo demás, se espera que la tendencia de recuperación en el viejo continente y las buenas relaciones que volverán para con los Estados Unidos tras la salida del gobierno Trump, provoquen noticias provechosas para nuestros intereses. Una de ellas ha sido la bajada de los aranceles al aceite de oliva español en el país norteamericano, lo que ha supuesto una gran noticia para los agricultores españoles, que han podido ver cómo pueden volver a exportar en igualdad de condiciones. Túnez, por poner un ejemplo, ya no será rival.

Por tanto, el mundo bursátil y económico puede llegar a ser bastante complejo para una persona sin conocimientos y que desee invertir. Sin embargo, tomándolo como un proceso de formación en el cual se pueden ir adquiriendo conocimientos, poco a poco se está en condiciones de comenzar a operar. Asesorarse convenientemente, leer muchísima prensa económica y política, así como conocer los principales brokers que nos pueden ayudar a comenzar a dar los primeros pasos, es un buen punto de partida para hacer realidad nuestros deseos inversores.

[Total:1    Promedio:5/5]
Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba