Salud

La falta de sueño tiene un impacto negativo en la piel y el cabello

Al margen de la cantidad de horas dormidas, hay que tener en cuenta la calidad del descanso


No es algo nuevo mencionar que cada vez más personas tienen dificultades para dormir. Sin embargo, los problemas del sueño pueden afectar en diversas funciones importantes del cuerpo. Cuando no obtenemos suficiente sueño de calidad, sentirse cansado no es la única consecuencia, ya que también repercute en la salud mental y física. No dormir bien está fuertemente vinculado con la salud de nuestra piel y cabello.

Diversas investigaciones han demostrado que las noches en vela envejecen más rápido. En la piel, disminuye la capacidad de síntesis de colágeno, lo cual ocasiona una dermis más apagada. Produce la aparición de arrugas, ya que las células dañadas no tienen tiempo de repararse. La piel se deshidrata, pues los niveles de hidratación tampoco son capaces de equilibrarse. Y también produce el debilitamiento de nuestro sistema inmunológico, lo que disminuye la capacidad de defensa ante reacciones alérgicas o eccemas.

En nuestra salud capilar, está demostrado que las personas que no duermen lo suficiente tienen mayores posibilidades de perder más cabello de lo habitual. ¿Cuál es la razón? El estrés está directamente relacionado con la caída del cabello, y los problemas de sueño suele ocasionar factores estresantes. Al margen de la cantidad de horas dormidas, hay que tener en cuenta la calidad del descanso.

Para que nuestro cuerpo se proteja ante estos cambios debemos seguir una serie de consejos que nos proponen los especialistas, como descansar las horas suficientes, establecer cuidados en la piel y cabello, beber abundante agua e infusiones. Antes de dormir, se recomienda evitar el uso de dispositivos electrónicos. Fuera móvil, tablet y apagar el ordenador.

Establecer una rutina de cuidados en la piel y cabello también mejorará su aspecto. Es importante realizar una limpieza del rostro cada noche y utilizar mascarillas hidratantes.

Se debe tener en cuenta que las cremas de día y de noche cumplen diferentes funciones. Las cremas de día protegen la piel ante múltiples agentes externos como radicales libres y la contaminación, ya que cuenta con compuestos hidratantes antienvejecimiento y antioxidantes. Por otra parte, las cremas de noche poseen aminoácidos, proteínas y retinoides, centrando su función en regeneración y renovación celular de la piel durante las horas de sueño.

Para el cabello, los suplementos alimenticios a base de minerales como el zinc o el hierro son eficientes para aportar nutrientes implicados en el crecimiento capilar. Durante la noche se pueden utilizar ampollas que frenan la caída y fortalecen el cabello aumentando el volumen. Finalmente, evitar el consumo de cafeína o alcohol antes de irte a la cama. Cuando se acerca la hora de dormir, es momento perfecto para prepararse una infusión relajante. Las infusiones más recomendadas son la valeriana, manzanilla, toronjil, té de banana, lavanda y té de turmérico.




[Total:0    Promedio:0/5]
Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba