Medio Ambiente

La Guardia Civil recupera un serval africano en una parcela de Polop

El animal ha sido acogido por la fundación AAP Primadomus de Villena

La Guardia Civil de Alicante, a través de los agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) y por medio de un aviso de un ciudadano, el pasado 28 de enero recuperó un serval africano que había accedido a una parcela de la localidad de Polop. Finalmente, el animal ha sido entregado a la fundación AAP Primadomus de Villena con la finalidad de darle un entorno más idóneo a sus necesidades.

El día 28 de enero el animal accedió a una parcela de la localidad de Polop. El titular de la finca, al percatarse de su presencia y para evitar los posibles problemas que se pudiesen generar de la reacción del serval con sus animales domésticos, decidió llamar a la Guardia Civil.

Cuando los componentes del SEPRONA de Altea acudieron al lugar, pudieron observar como el animal se encontraba en estado nervioso y había trepado hasta la copa de un pino.

Los agentes, ante los posibles riesgos que pudiese sufrir el animal, solicitaron la colaboración de una protectora de animales de La Nucía, la cual acudió al lugar. Una vez en el lugar, los trabajadores de la protectora junto a los agentes pudieron atrapar al animal, depositándolo posteriormente de forma temporal en unas instalaciones adecuadas para este fin.

El pasado martes 15 de febrero, tras realizar diversas gestiones, los agentes hicieron entrega del animal a AAP Primadomus, una fundación de protección de mamíferos exóticos situada en la localidad de Villena. Dicha fundación ha aceptado acogerlo para conseguir su rehabilitación y su socialización con otros de su especie.

Por otro lado, la Guardia Civil continúa con las investigaciones para conocer el origen del animal y por otro lado para identificar a su posible poseedor.




Difícil de mantener en cautividad

El serval es un félido salvaje de tamaño medio, parecido al gato pero con mucha mayor envergadura que vive en zonas de matorral, sabanas, selvas y semidesérticas de África. La esperanza de vida de estos animales puede llegar hasta los 20 años.

Aunque los servales jóvenes pueden ser domesticados, son difíciles de mantener en cautividad porque no suelen reconocer la jerarquía impuesta por sus dueños y necesitan una alimentación especial. A pesar de ello, cada vez se venden más, y muy caras, como mascotas exóticas en Estados Unidos. En España su tenencia está prohibida, salvo casos excepcionales, al ser considerada una especie exótica.

La Guardia Civil aconseja que ante el hallazgo de este tipo de animales deben de abstenerse de tratar de atraparlos, la actuación del ciudadano debe limitarse a ponerse en contacto con personal especializado o efectuar una llamada, como en este caso, al teléfono de urgencias de la Guardia Civil, 062.

(Votos: 2 Promedio: 5)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba