Abandonad toda esperanza

Las estanterías amarillas

Abandonad toda esperanza, salmo 25º
Criterios habituales para decidirse por una u otra lectura hay muchos: desde la admiración previa hacia su autor al interés por el tema o el género, pasando por la crítica literaria o la típica recomendación de un conocido. El que no es tan habitual es confiar en la propia línea editorial que saca a la luz ese libro por el que nos acabamos decidiendo.

Y es poco usual porque son escasas las editoriales y las colecciones que parezcan seguir una línea clara en la selección de su catálogo, y menos aún las que tengan que coincidir precisamente con el gusto de un lector determinado. Pero es lo que sucede en casos como el de la editorial Anagrama, y más concretamente con su colección Panorama de Narrativas, donde publican lo mejor de la literatura extranjera contemporánea en competentes traducciones.

De Patricia Highsmith a Robert Coover, de Witold Gombrowicz a Norman Mailer, pasando por el maestro del relato corto Raymond Carver, el genial Nabokov (creador de Lolita), el imprescindible Paul Auster (del que volveremos a hablar un día de estos) o ese Truman Capote ahora de actualidad por la oscarizada película sobre su vida y la redacción de la mítica A sangre fría. Todo ello, sin olvidar al dream team británico de la literatura actual, con el inquietante Ian McEwan, el enfant terrible Martin Amis o el pulcro Kazuo Ishiguro.

A este último, británico de origen japonés, debemos una de las últimas entregas de la colección: una novela distópica ambientada en un pasado que pudo ocurrir, o que ocurrió y del que todavía no sabemos nada. Nunca me abandones es su título, y es la novela más reciente de las seleccionadas por la revista Time como las 100 mejores de las publicadas desde 1923. Magníficamente escrita, en sus páginas el autor de Los restos del día propone un juego de espejos a partir del tema de la clonación: los humanos creados artificialmente viven en un universo aislado, falsa representación del mundo real (¿real?) que los crea y aparta; con ello, Ishiguro denuncia lo que las grandes potencias hacen hoy día con los países del tercer mundo.

Con esta novela, la colección de la editorial que dirige Jorge Herralde vuelve a confirmarse como un sagaz amigo de cuyas recomendaciones podemos fiarnos bastante. No siempre dará en la diana, pero su índice de aciertos es más que considerable. Gracias a mi confianza ciega en su línea de publicación, descubrí la primera novela y, sobre todo, los impresionantes relatos de Simona Vinci, joven promesa de la literatura italiana que se ha convertido en uno de mis descubrimientos más gozosos de los últimos años, y de la que espero no tarden demasiado en publicar Come prima delle madri. Si la publican será sin duda un libro más, con el reconocible color amarillo y el título en cursiva, de los que pueblan mis estanterías.

Nunca me abandones de Kazuo Ishiguro está editada por Anagrama en su colección Panorama de Narrativas (2005).

(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba