Barrios

Las Fiestas del Medievo siguen creciendo en actividades y espacios

La decoración llegará hasta la Puerta Almansa y se contará con hasta 20 escenarios diferentes para actuaciones y actos


Durante la tarde del miércoles ha sido presentada la XIX edición de las Fiestas del Medievo del Rabal. La celebración tendrá lugar los días 6, 7 y 8 de marzo, y entre sus principales novedades, un aumento de las actividades programadas así como de los espacios a utilizar.

Como es habitual, falta papel para incluir la inmensa variedad de actividades, entre las que no faltarán pasacalles, teatro, exposiciones pictóricas, fuegos artificiales, exhibiciones de tiro con arco, cuentacuentos, danza, música y cantos medievales, conciertos, trobadores, malabares, ajedrez de calle, recreacionistas medievales, pintada de murales, procesión de las antorchas, etc. –a lo que hay que sumar los actos más destacados, como una boda medieval prevista para el sábado por la tarde (eran dos las reservadas desde hace tiempo, pero una pareja ha cancelado su enlace, explicaban Luisa y Virtu, vecinas responsables de las bodas). Para alargar más el evento, el tradicional concierto de música balcánica (otra vez con La Trocamba, diversión asegurada) se mantiene en la noche del viernes, mientras que el sábado tendrá lugar un concierto de música folk-rock a cargo de Lándevir, banda integrada por vecinos de Villena y Elda y que actuó en el pasado Leyendas del Rock. Tampoco faltará Juglàrea, que presenta nuevo disco, y lo dará a conocer el sábado por la tarde en la explanada del Castillo.

Como principales novedades, Pepe Cabanes, presidente de la asociación de vecinos del Rabal, subrayaba varias actividades nuevas, como una ceremonia celta de presentación en sociedad de los niños nacidos durante el año, que cuenta ya con la participación confirmada de 8 familias, y la oportunidad de disfrutar aprendiendo y practicando danzas medievales, una iniciativa importada de una de las principales fiestas medievales de Francia, las de Puy, visitadas en su día por El Rabal y cuyos organizadores estarán este año en Villena, pues se sigue trabajando en la idea de hermanar ambas celebraciones.

Además, es destacable, después de un año de consolidación de los espacios ganados con anterioridad, que este año vuelva a crecer la superficie del Medievo, involucrando de lleno a la zona de San Antón –la ermita albergará dos conciertos– y llegando la decoración hasta la Puerta Almansa. Además, las danzas se llevarán a cabo en el Patio Festero y la Casa del Festero, al igual que la sede de los Maseros, dos joyas modernistas de la ciudad, abrirán sus puertas para deleite de villeneros y visitantes. A nivel turístico, también habrá rutas guiadas para visitantes, que partiendo del Castillo podrán conocer el casco histórico antes de que comience a llenarse de gente (las visitas comenzarán a las 10 horas) para acabar zambulléndose de lleno en la fiesta medieval según avance la mañana.

También, y siguiendo en la línea de apostar por unas fiestas cada vez más abiertas, se permitirá a las personas interesadas actuar como figurantes en distintas representaciones: la llegada de los Reyes Católicos a Villena, la Leyenda de las 5 Campanadas, el pasacalles de los Reyes Católicos o el desfile previo a la Lechuguina. Para ello, en próximas fechas se anunciará el modo de contacto para tomar parte en estas representaciones y poder coordinar a todos los participantes, así como se hará un llamamiento a la colaboración y el voluntariado de todas aquellas personas que quieran colaborar con la asociación en la ingente tarea de organizar un evento tan grande. “Estamos contentos con el apoyo logístico y económico del ayuntamiento, que este año sube hasta los 25.000 euros”, explicaba Pepe Cabanes, que sin embargo añadía que “unas fiestas similares, como las de Tortosa, tienen un presupuesto de 400.000 euros. La diferencia se compensa con el trabajo brutal, durante todo el año, de los voluntarios que hacen posible el Medievo”, subrayaba, señalando en cualquier caso que “se hace muy a gusto y con el objetivo de ofrecer la mejor imagen posible de Villena y que los visitantes quieran volver a nuestra ciudad en otros momentos, como para Moros y Cristianos”.

Presentación de las Fiestas del Medievo 2020. A la derecha, el ganador del cartel anunciador

Cabanes agradecía el apoyo de administraciones, empresas y particulares y destacaba el gran reclamo turístico y económico que para Villena supone esta celebración, en la que se implican en cuerpo y alma los vecinos del barrio y cada vez más asociaciones y grupos del resto de la ciudad, convirtiéndola en única y otorgándole un carácter diferenciador respecto al resto de mercados medievales que se hacen por toda la geografía nacional.

Demanda récord de mercaderes. Además, no faltarán los mercaderes, en un espacio expositivo que estará ocupado por unos 130 puestos llegados de toda España. Virtu y Trini, vecinas coordinadoras de la ocupación del espacio, destacaban que se recibieron alrededor de 300 peticiones en 20 minutos. Como siempre, habrá artesanía, tascas, atracciones y comida, intentando que exista variedad y calidad en los puestos, y apostando por una temática totalmente árabe en la zona de la morería, subrayaban.

El ayuntamiento, agradecido con los vecinos. En lo institucional, Cabanes mostraba su satisfacción por la creación de la figura del concejal de Dinamización, que asume la coordinación de todos los departamentos municipales implicados en el evento. Al respecto, Javier Martínez daba las gracias a los vecinos del Rabal “en nombre del ayuntamiento y de toda Villena, porque con el trabajo que hacen todo el año no podemos más que ponernos a su lado y hacer todo lo posible por estar a la altura del evento que han creado”. Además, invitando a la gente a adquirir vivienda y mudarse al barrio, recordaba que el Medievo “no es un fin en sí mismo, sino una actividad más en la gran labor que los vecinos están haciendo por recuperar un barrio que es de todos y que puede seguir mejorando mucho para beneficio de toda Villena”.

Un cartel muy especial. El acto servía también para presentar el cartel anunciador, un concurso ganado por el zaragozano afincado en Villena Juan Monzón Gasca, que subrayaba lo “acogedora que es Villena y su enorme potencial, con un gran patrimonio, en algunos casos oculto, que hay que seguir trabajando por sacar a la luz y darle la difusión que merece”. Felicitándole por el trabajo, que ha tenido muy buena acogida, Cabanes recordaba que “este año tiene más mérito si sabe, pues se han presentado más cárteles que nunca, unos 70, llegados de 22 provincias españolas, de La Habana y de Buenos Aires”.

Nota: Pueden descargar el programa íntegro de las Fiestas del Medievo 2020 pinchando aquí.



[Total:1    Promedio:5/5]
Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba