Abandonad toda esperanza

Liarla Pardo (Bazán)

Abandonad toda esperanza, salmo 753º

2021 está a punto de terminar y pronto tocará dejar las novedades literarias, comiqueras y cinematográficas a un lado para dar cuenta de los habituales listados con lo mejor de la temporada, pero no quiero dejar que este año se extinga del todo sin recordar que en los últimos doce meses se ha celebrado el centenario del fallecimiento de una de nuestras escritoras más ilustres: Emilia Pardo Bazán. Quien fuese, junto con Galdós y Clarín, epítome de la literatura realista del siglo XIX e introductora del naturalismo en España gracias a obras como La madre naturaleza o muy especialmente Los pazos de Ulloa, se ha visto justamente reivindicada en estos días; y las mesas de las novedades han sido invadidas por algunos de sus libros más destacados.

Una de las ilustraciones de Irlanda Tambascio para la nueva edición de “Insolación”

Bueno, con lo de invadidas igual he exagerado un poco. Pero sí es verdad que junto a las habituales reediciones en formato bolsillo y a precios más o menos asequibles de sus títulos más recordados (como es el caso de los citados en el párrafo anterior), también han llegado a las librerías un par de ediciones ilustradas expresamente para la ocasión. Este es el caso de Insolación, publicada por Alianza dentro de la celebración del Centenario Emilia Pardo Bazán y para la que se ha contado con las ilustraciones de Irlanda Tambascio. Estamos ante el relato de una relación amorosa, la que se establece entre un díscolo don juan y una marquesa viuda; y a lo largo de la cual la autora refleja cómo era la vida cotidiana del Madrid de la época, desde la aristocracia a las clases más populares, incluyendo al lumpen más patibulario de la capital. La novela, publicada por vez primera en 1889, se aleja de la estética naturalista que hizo de su autora una figura clave de la narrativa realista decimonónica para acercarse más al relato psicológico, en esta ocasión marcado por un sentido del humor y un feminismo avant la lettre que no han perdido ni un ápice de su vigencia; si acaso, todo lo contrario.

Una muestra del interior del volumen “La cita (y otros cuentos de terror)”, con el arte de Elena Ferrándiz

También es un libro ilustrado, aunque su contenido pertenece a un género radicalmente distinto, La cita (y otros cuentos de terror). Estamos ante una selección de la obra más fantasmagórica de la autora gallega a cargo de Care Santos y que cuenta con los dibujos de Elena Ferrándiz. Santos, conocida sobre todo como escritora de literatura infantil y juvenil aunque también cuente con una importante obra narrativa para adultos a sus espaldas, nos recuerda en el prólogo cómo fue que descubrió a la responsable de La cuestión palpitante en su libro de texto de la asignatura de Literatura de 3.º del extinto BUP; y también cómo, tras investigar sobre una autora que le llamó la atención en primer lugar por su condición de mujer, descubrió que además de sus novelas más celebradas también había escrito nada menos que la friolera de unos cuatrocientos relatos. De esta ingente producción de narrativa breve, la antologuista ha seleccionado para la ocasión diez narraciones susceptibles de ser consideradas como de eso que se ha venido a llamar popularmente “cuentos de miedo”. Cabe destacar dos historias como “La resucitada” -el relato que más impactó a una joven Care Santos muchos años atrás- o el que da título al volumen.

Galdós y Pardo Bazán mantuvieron un romance ilícito y una correspondencia muy pasional

Y como acompañante ideal de la obra de la Pardo Bazán, qué menos que poder dar buena cuenta de su biografía. Y al margen de la más académica y ortodoxa que escribió la especialista Isabel Burdiel, no quiero dejar pasar la oportunidad de llamar la atención sobre otra de carácter más divulgativo (y seguro que mucho más divertida): me refiero a Biografía canalla de Emilia Pardo Bazán, recorrido por la vida de su protagonista en la que su biógrafa, Ana Martos, la retrata como una mujer adelantada a su tiempo que decidió dedicarse a la literatura cuando ninguna otra mujer parecía dispuesta a hacerlo, que obtuvo una cátedra universitaria cuando la universidad estaba prohibida a las mujeres, y que fue la primera periodista de nuestro país cuando las redacciones de los periódicos también parecían estar vetadas a sus semejantes. Documentada pero escrita para ser leída como una novela (y de las buenas), y con la útil mención de los recursos digitales en los que poder leer las referencias citadas, estamos ante, efectivamente, una biografía canalla cuya lectura se me antoja como una de las mejores formas de honrar la memoria de Emilia Pardo Bazán; una mujer que en su momento -y haciendo honor a su apellido- la lio bastante parda.

Insolación, La cita (y otros cuentos de terror) y Biografía canalla de Emilia Pardo Bazán están editados por Alianza, Nórdica y Oberon respectivamente.

(Votos: 4 Promedio: 5)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba