Empleo

Los alumnos de los cursos de formación e inserción laboral comienzan sus prácticas

20 personas de Villena pertenecientes a colectivos con dificultades de inserción están realizando dos cursos de cocina y lavandería industrial desde el pasado mes de julio. Ahora va a dar comienzo la fase práctica de los programas, para la que se cuenta con la colaboración de numerosas empresas de la localidad.
Según ha informado el concejal de Desarrollo Económico, Jesús Santamaría, el objetivo de estos programas, subvencionados por el SERVEF, es favorecer la integración laboral de colectivos con dificultades de inserción, para lo que las últimas 100 horas de los programas de formación consisten en la realización de prácticas no laborales que tienen por objeto situar a los alumnos en un entorno real de trabajo. Los 20 estudiantes, divididos en dos cursos de 10 alumnos cada uno —cocina (348 horas tiene la totalidad del curso) y lavandería industrial (488 horas)—, van a realizar, desde hoy y hasta el próximo 29 de noviembre, sus 100 horas de prácticas en empresas como el Centro Geriátrico La Morenica, los restaurantes Warynessy, Salvadora, La Despensa y Casa Yago y los comedores de los colegios Ruperto Chapí, Santa Teresa, Celada y el centro de APADIS, además del propio geriátrico.

Según informa la técnico del Gabinete de Desarrollo Económico, Consuelo Payá, se va a rotar a los alumnos por las diferentes cocinas —restaurantes, colegios, etc.— para que se habitúen a los diferentes tipos de cocina y servicio que requiere cada caso concreto. Tanto Payá como el propio Santamaría han querido agradecer públicamente la colaboración de las citadas empresas.

Mano de obra cualificada
La elección de la temática de los cursos no responde a la casualidad, sino a las carencias detectadas en un estudio sobre necesidades formativas elaborado por el ayuntamiento y que ahora va a actualizarse gracias a las próximas reuniones previstas entre responsables municipales y representantes del tejido industrial y comercial de Villena. Se trata, por lo tanto, de proporcionar una formación adecuada a las necesidades de los empresarios locales, con lo que la rentabilidad económica y social de estos cursos —sólo se puede medir en función de las contrataciones finales— es un objetivo perfectamente posible de alcanzar. En este sentido, y sin querer anticipar acontecimientos, sí es cierto que algunos de los alumnos que en estos momentos cursan sus prácticas tienen serias posibilidades de obtener contratos laborales con posterioridad, lo que también servirá para que el ayuntamiento de Villena demuestre la valía de estos programas y pueda obtener más cursos y subvenciones en un futuro.

[Total:0    Promedio:0/5]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba