Abandonad toda esperanza

Lovecraft revelado

Abandonad toda esperanza, salmo 363º
De la literatura de Howard Phillips Lovecraft se suele decir, y no sin razón, que resulta muy complicado trasladarla a otras artes de naturaleza visual como el cine o el cómic por lo que tienen de indescriptible los horrores cósmicos que pueblan sus páginas. Paradójicamente, o quizá por tomárselo como un reto personal, multitud de cineastas e ilustradores se han empeñado en verter en imágenes algunos de los conceptos innombrables que habitan en el interior del Necronomicón, el texto apócrifo que se atribuye al poeta árabe loco Abdul Alhazred. Así, dejando a un lado el séptimo arte para centrarnos en el campo de la ilustración, y sin necesidad de recurrir a aquellos que lo homenajean -o incluso plagian- constantemente (por ejemplo, el Mike Mignola de Hellboy), algunos autores como el gran Richard Corben, Hernán Rodríguez o el maestro Alberto Breccia se atrevieron en su día a adaptar de forma oficial algunos de sus cuentos más celebrados.

Precisamente Enrique Breccia, hijo de este último y artista inconmensurable por derecho propio, ha aceptado el reto de ilustrar uno de los textos más populares de Lovecraft: En las montañas de la locura. Novela publicada por vez primera en 1936, un año antes del fallecimiento del autor, y considerada desde hace décadas un clásico indiscutible a medio camino entre la ciencia ficción y el terror, supone una de las cimas de la literatura fantástica, y sin ella no se entendería el trabajo posterior de cineastas como Ridley Scott (pese a acontecer en otros planetas, sus Alien y Prometheus deben muy mucho a la Antártida tal y como se retrata aquí) o películas como El enigma... de otro mundo y La Cosa, esta última obra maestra de John Carpenter que como la anterior adapta el libro que nos ocupa casi tanto como el relato de John W. Campbell en el que oficialmente se basa. El dibujante argentino, que ya ilustró en su día un cómic biográfico sobre Lovecraft, ofrece aquí una plasmación visual de la novela tan definitiva como la de su progenitor respecto de los relatos del volumen Los mitos de Cthulhu.

Tan indispensable como esta edición ilustrada del texto completo de En las montañas de la locura me parece la traslación al cómic del mismo que firma I. N. J. Culbard. Este autor es todo un experto en adaptar algunos de los textos más famosos de la literatura popular, y ya cuenta en su currículo con versiones de El retrato de Dorian Gray o las cuatro novelas protagonizadas por Sherlock Holmes y el doctor Watson. Pero si en aquellas contó con el siempre fiable Ian Edginton como guionista, aquí se ocupa él solo de adaptar el texto de Lovecraft. El resultado, de línea clara y colores planos, resulta sumamente fiel al original, y es de una efectividad narrativa a prueba de bombas.

Aquellos que después de disfrutar de En las montañas de la locura (de una forma u otra, o mejor, de las dos) quieran ampliar el horizonte de adaptaciones lovecraftianas, harían bien en echarle el guante a Desde el más allá (y otras historias), donde el holandés Erik Kriek adapta al cómic con gran acierto cinco cuentos del maestro. Todos son muy recomendables, pero el último y más extenso del volumen, "La sombra sobre Innsmouth", resulta tan atmosférico y sugerente como la propia literatura de Lovecraft, y como sugería al principio de la presente columna esto es un logro que está al alcance de solo unos pocos artistas privilegiados. Hoy les he presentado a tres, nada menos.

En las montañas de la locura (edición ilustrada y novela gráfica) y Desde el más allá (y otras historias) están editados por Libros del Zorro Rojo, Sins Entido y La Cúpula respectivamente.

(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba