Calle Mayor

Malas noticias para quienes nos desplazamos en tren

Cualquiera de los avances ferroviarios que se nos venden como tales tienen un resultado desastroso para nuestra población…

Queridos paisanos. Lamento ser insistente con la cuestión de las infraestructuras ferroviarias. Vivimos en un mundo al revés. Cualquiera de los avances ferroviarios que se nos venden como tales tienen un resultado desastroso para nuestra población.

Ya he comentado en anteriores ocasiones que se perdió la oportunidad de convertirla en el gran eje de las cuatro provincias que nunca debió dejar de ser (Alicante, Valencia, Albacete y Murcia), pasando a ser Villena heredera por derecho del núcleo de La Encina, una de los más potentes del sur de la península, junto a Alcázar de San Juan y Linares-Baeza, a correr el riesgo de volatilizarse a poco que nos descuidemos, si consentimos que las dos estaciones actuales vayan perdiendo año tras año relevancia. El proceso iniciado es irreversible. 

La noticia de que la línea Alicante-Valencia de Alta Velocidad, con más de 20 años de retraso, se aproxima, afecta directamente la supervivencia de las dos estaciones villenenses. En cuanto esté operativa, todos los enlaces de Alicante a Barcelona circularán por esta vía. Olvídense de tomar el tren desde el Paseo de Chapí para viajar a las estaciones de Castellón, Tarragona, Sants, o como hicimos durante décadas, hasta la frontera de Port-Bou y hasta Montpellier.

Pero hay más daños colaterales. El último tren que sale desde Villena en dirección a Alicante pasa a las 19.44 horas. Salvo los viernes, en que existe un Intercity (un Talgo de toda la vida) que pasa a las 22.00 horas, y que viene muy bien para quienes asistimos a una función de teatro o una actividad cultural y deseamos regresar a la capital en transporte público. Nos podemos ir despidiendo de este servicio. En cuanto se ponga en marcha la línea de Alta Velocidad, también desaparecerá.

La mal llamada estación del AVE, que cumplirá su 10º aniversario sin que sus accesos sean mínimamente dignos, corre el riesgo de quedarse en apeadero para trenes de bajo coste. Como aquellos aeropuertos en los que operan líneas ‘low cost’. Nuestra querida estación del Paseo de Chapí irá languideciendo mes tras mes, comprobando cómo cada vez son menos los trenes que prestan servicio en ella.

Es de todo punto significativo que las unidades que enlazan Alicante con Villena no lleven el nombre de ‘Cercanías’ sino de ‘Regionales’. Y es que para llamarse ‘Cercanías’ hace falta una periodicidad de la que el servicio actual carece por completo.

¡Pero si hasta Alcoi nos está ganando la partida presupuestaria! Ya se han iniciado las expropiaciones para llevar a cabo unas obras millonarias de mejora en la línea que les une con Xàtiva. Mientras dejamos que la conexión Villena-Alicante vaya muriendo poco a poco.

En el limbo quedó la estación que pudo ser y nunca fue. Una como la de Castellón, Córdoba y Orihuela; soterrada, mixta, en la que cohabitasen la Alta Velocidad y el ancho ibérico; una estación capaz de atraer a viajeros de las cuatro provincias que abraza Villena. Una estación, en definitiva, que dejase de ser una barrera y se convirtiese en epicentro de una nueva ciudad del siglo XXI, construida al otro lado de la misma.  

¡Cuánto perdimos por la miopía de quienes mandasen! ¡Y desde luego, qué poco cariño tuvieron por Villena quienes tomaron esas decisiones! 

(Votos: 28 Promedio: 4.2)

5 comentarios

  1. Se te olvida que, por las vías convencionales, o sea por el centro de Villena, ahora pasará el corredor mediterráneo, es decir, los trenes superlargos de mercancías….
    Pretender soterrar las estaciones, y dejarlo todo en el centro de Villena, no es funcional, y estaba fuera de lugar. Se tenían que haber trasladado las vías convencionales al AVE, todas juntitas, y la estación en los cabezos.
    Ahora sólo cabe esperar que se pueda poner un servicio de cercanías decente, y que parta del Chapí.

  2. España debe ser el único país en que todas las poblaciones quieren tener su ferrocarril subterráneo, yo me pregunto si los ríos deberían serlo también, porque sólo se pueden cruzar por los puentes construidos al efecto.

  3. Yo creo que no hay que ser tan catastrofista, cada uno lo ve según le convenga.
    Es muy cómodo coger un tren a Barcelona en el Chapí, pero como las frecuencias y horarios son exiguos y el tiempo del viaje larguísimo, te obliga a pernoctar para poder acudir a algún evento o reunión, siendo mucho más competitivo el avión, aunque menos sostenible.
    El corredor mediterráneo permitirá un servicio con mayores frecuencias y menores tiempos con Valencia, Barcelona, Murcia y muchas ciudades más. Son viajes que no se suelen hacer todos los días y en los que se puede justificar el desplazamiento a la estación perdida del Ave.
    Además, al despejar la vía actual de trenes de larga distancia, se podrá incrementar el servicio de «cercanías» entre Villena y Alicante, que actualmente no ofrece más frecuencias por estar congestionado y sobre todo, por ser de vía única, ya que cualquier retraso condiciona al resto de trenes y la puntualidad es un milagro.

    1. No os quejéis que en su época se dijo que la estación del AVE iba a ir a Almansa y al final se quedó en Villena. Aquí nos tenemos que desplazar a Albacete a coger el AVE. Y son 75 km que para eso sigues con el coche . En el pueblo apenas para algún tren.

    2. Tu razonamiento es correctísimo. El de quien ve el vaso medio lleno. Como yo le he visto durante todo mi vida. Hasta que abrí los ojos (cosas de la edad), desperté de mi ingenuidad, y me sumí en la decepción. Si se cumplen tus pronósticos, tendremos Cercanías Villena-Alicante a todas horas y podremos ir a Valencia y Barcelona a tutiplén. Si se cumplen los míos, apaga y vámonos. Por ni los Avant Alicante-Valencia vamos a catar: para que el viaje se haga en 55 minutos, como vienen prometiendo desde hace tantísimos años, no podrá ni detenerse en Villena.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba