Política

PSOE, Verdes de Europa, PP y Ciudadanos, unidos en el 8M

Los grupos municipales se unen para reivindicar más medios para el desarrollo de políticas de igualdad desde los ayuntamientos

Todos los grupos políticos con representación municipal han acordado una declaración institucional con motivo del 8-M, Día Internacional de la Mujer, en la que se reclama al resto de las administraciones un mayor protagonismo desde el municipalismo en el desarrollo de las políticas de igualdad y más medios para el desarrollo de sus competencias.

El texto reivindica el papel que el municipalismo debe desarrollar en la implementación de estas políticas y la necesidad de disponer de más medios y competencias en su desarrollo a favor de la igualdad entre hombres y mujeres.

La moción institucional, firmada por PSPV-PSOE, Verdes de Europa, PP y Ciudadanos, apela a la ciudadanía a “reivindicar un futuro sin discriminación por razón de género y/o sexo, donde hombres y mujeres forman parte de nuestra sociedad en igualdad de derechos y responsabilidades”, y apunta en la necesidad de actuar desde un ámbito integral en las causas y las consecuencias de los comportamientos sexistas en la sociedad actual, especialmente en materia de violencia de género como en la realidad de la brecha salarial, aún hoy existente.

El texto del acuerdo explica que “la razón de ser de estas acciones es ensanchar y mejorar la vida de todas las personas, garantizando los derechos de ciudadanía y, en especial de las mujeres, para conseguir una igualdad real y efectiva, impulsando cambios sociales estructurales por la inclusión social. Las políticas de igualdad buscan impulsar una sociedad plural y diversa, donde los derechos de las personas y su autonomía sea el centro de las políticas”.

El impacto de la pandemia

No obstante, la moción del conjunto de la corporación municipal alerta del impacto que está teniendo la Covid-19 en las mujeres, que es mayor en el número total de casos a pesar de que la prevalencia es más alta en hombres. Estos factores tienen su origen en aspectos relacionados con los roles de género y con la precarización hacia las tareas de sostenimiento de la vida que hacen mayoritariamente las mujeres.



La realidad es que la situación de pandemia ha hecho más vulnerables a las mujeres, que han intensificado sus tareas en cuidados y atención sociosanitaria, muchas veces no remunerado; intensificando su doble carga laboral, un fenómeno que se ha acelerado como consecuencia del teletrabajo.

En esta situación, “la violencia de género se ha intensificado durante el periodo de confinamiento. La convivencia confinada con sus maltratadores y la imposición de la distanciación social, ha incrementado en un 70% la atención de los centros Mujer 24 horas. Así pues, resulta suficiente evidente que esta, como cualquier crisis, afecta más a las personas con más vulnerabilidades asociadas. En este caso a la situación laboral precaria, a la carencia de red de apoyo o al mercado laboral feminizado en el que se encuentran.

Finalmente, el acuerdo reclama políticas concretas, puesto que la crisis económica –una vez más– afecta e impacta especialmente entre las mujeres, cuyas condiciones laborales están más precarizadas y son más susceptibles de empeorar en los ciclos bajos de la crisis.

[Total:3    Promedio:5/5]
Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba