Cita con las Citas

Sinfonía de la anchoa

Parece, en nuestras vidas, que adornamos excesivamente el objetivo, lo ocultamos –o nos lo ocultan– con obstáculos que nos empachan si no los descartamos

El cocinero Harry Schraemli, cocinero y escritor, escritor y cocinero, en su entretenida "Historia de la gastronomía", citando a Alejandro Dumas recoge la receta del Rôti à l'Imperatrice, espectacular "matrioska" culinaria:

Se toma una aceituna rellena con anchoas, y se coloca en el interior de una alondra limpia; la alondra se coloca dentro de una codorniz, la codorniz dentro de una perdiz y ésta a su vez se pone en un faisán. El suculento y aristocrático faisán relleno se coloca a su vez cariñosamente dentro de un pavo, y el pavo, por fin, se embute en la cavidad abdominal de un cochinillo no demasiado grande, que se cierra al exterior muy pulcramente. Todo este paquetito se pone en una cazuela de asar bien untada de manteca y, según arte, vertiendo constantemente encima el mismo jugo de que de él se desprende, se le deja asar a fuego lento. Cuando uno juzga que ya está a punto, se va procediendo en el sentido inverso, o sea, se sacan el pavo del cochinillo, el faisán del pavo, etc. Y así hasta que se llega al colmo de esta delicia culinaria, es decir, a la aceituna, en cuyo interior se alberga la sabrosa sinfonía de la anchoa.

Al respecto de esta receta, comenta Schraemli que el escritor francés –y buen gourmet– recomendaba en su exquisitez tirar todo hasta llegar en exclusiva a la aceituna rellena, aceituna que convenía comerse caliente.

No sé si la receta de este asado sirve como paradigma de nuestras vidas. Pero parece, en nuestras vidas, que adornamos excesivamente el objetivo, lo ocultamos –o nos lo ocultan– con obstáculos que nos empachan si no los descartamos. Porque queríamos llegar sólo a la anchoa y nos hemos entretenido en trufarla y en envolverla y en ocultarla entre impedimentos, sabrosos, muy apetecibles, pero que de caer en la tentación de comérnoslos, difícilmente llegaríamos con apetito a la anchoa, objetivo primo que pretendíamos. No sé. Pero gustándonos mucho las anchoas es lo que se nos ha ocurrido.

Ilustración: Joaquín Marín

(Votos: 2 Promedio: 5)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba