Cartas al Director

Terra Mítica, desde otro punto de vista

Estamos acostumbrados a hablar sobre Terra Mítica desde un punto de vista negativo. La miramos desde un punto de vista político o como un pozo sin fondo donde se han despilfarrado recursos de todos, o como una empresa mal gestionada en la que se malgasta el dinero, llena de enchufados… Casi a diario leemos noticias malas sobre la empresa. Muy pocas veces aparecen escritos que hablen de defender o apoyar algo que es de todos y de cómo se van mejorando las cosas. Por ello, quería hacer una reflexión y aportar un punto de vista que mucha gente desconoce. Dejar aquí mi opinión para que junto con el sentido común y la opinión que tiene mucha gente sobre el tema sirva de revulsivo que nos haga ver las cosas de otra manera. Al fin y al cabo, Terra Mítica es una realidad, una empresa privada que está en marcha y si funciona nos beneficia a todos.
Cuando se habla de Terra Mítica nadie se acuerda del equipo humano que tiene detrás. Cientos de personas, directamente o a través de contratas, que se esfuerzan cada día en construir un gran parque en el que todo funcione correctamente, en que las incidencias sean inexistentes, en que la gente disfrute de un parque bonito, bien cuidado… Profesionales que trabajan duro y a los que les duele estar siempre en el punto de mira y que algo que sólo es una empresa se utilice de moneda de cambio poniendo en tela de juicio su profesionalidad. Tampoco se acuerda nadie de los cientos de empresas proveedoras que suministran a Terra Mítica, hoteles o agencias de viaje para los que parte de su negocio depende del parque.

Desde fuera también se desconoce la mejora en los criterios de gestión adoptadas en los últimos años. La estructura de la plantilla se ha ido adaptando a las necesidades reales y los gastos se han reducido en porcentajes importantes, y todas las partidas son estudiadas al detalle antes de su aprobación. Hay puesto en marcha un Plan de Negocio para adecuar el tamaño del parque a los visitantes recibidos y dotarlo de nuevas atracciones. También se está trabajando duro para superar la suspensión de pagos, que no fue más que un mecanismo para proteger a la empresa y ganar un poco de tiempo para superar sus problemas.

En lo que refiere al principal objeto del negocio, el parque en sí, se está mejorando día a día, dotándolo de nuevas atracciones, sombras, espectáculos… para que sea un parque atractivo, rentable, una empresa más dentro del entramado turístico de la Comunidad Valenciana. Un elemento más dentro de un sector que trata de diversificarse y ofrecer nuevos atractivos en un entorno de mayor competencia. Un sector del que dependen muchos puestos de trabajo y del que Terra Mítica sólo es una parte más. No estaría mal que desde aquí defendiéramos lo nuestro. Siempre me viene a la cabeza el principal parque de la competencia, que nunca ha estado en entredicho en el plano político y es apoyado sin tapujos por las entidades financieras de la zona, que ven las inversiones en él como futuro crecimiento y progreso para su tierra. Deberíamos aprender de ellos.

Como conclusión me gustaría añadir que siempre se han hecho cosas bien y cosas mal, y sabemos que desde el ámbito político las cosas siempre se realizan con unos criterios no tan exigentes como la iniciativa privada. Pero una vez realizado el gasto y el esfuerzo, no queda más camino que aprender de los errores, intentar entre todos arreglar las cosas que se hicieron mal y aunar ideas, fuerzas y objetivos para lograr lo que realmente todos deseamos: progresar y que nuestra tierra salga adelante.

[Total:0    Promedio:0/5]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba