Ciudad

Todos los Santos: un día para el recuerdo de los ausentes

Cientos de vecinos se desplazan al cementerio en los días previos al 1 de noviembre para honrar la memoria de sus difuntos. El ayuntamiento habilita un servicio especial de transporte urbano para facilitar el desplazamiento de los ciudadanos.
A pesar de que el recuerdo de los difuntos corresponde al ámbito más íntimo de cada persona, con motivo de la festividad de Todos los Santos se pone de manifiesto de manera colectiva una tradicional ceremonia para evocar a los ausentes y las multitudinarias visitas a los cementerios rompen el acostumbrado silencio de las necrópolis. En las vísperas del día de Todos los Santos se incrementa el trasiego entre los pasillos flanqueados por nichos, tumbas y panteones y son cientos, si no miles, los vecinos que cargan con todo tipo de utensilios de limpieza, cubos de agua y ramos de flores para acicalar el lugar donde reposan sus seres queridos, consiguiendo con su trabajo que el Camposanto vista sus mejores galas gracias a las, en algún caso, auténticas obras que arte que los familiares de los difuntos realizan con esmero y cariño, no en vano, la persona fallecida vivirá mientras su recuerdo permanezca entre nosotros.

Servicio especial de autobuses
La edil responsable de la gestión del cementerio, Ruth Mateo, ha anunciado que entre los días 30 de octubre y 1 de noviembre el Camposanto estará abierto desde las 9 de la mañana. Del mismo modo, ha señalado los horarios del servicio especial de transporte urbano habilitado para estos días: El día 31 por la tarde, entre las 15 y las 18:30 horas, habrá autobuses con un intervalo de 15 minutos. El propio día 1, festividad de Todos los Santos, habrá autobuses cada 15 minutos de 9 de la mañana a tres de la tarde y cada 20 minutos entre las 15 y las 18:30 horas. Asimismo, la edil ruega a los ciudadanos que efectúen la limpieza de nichos y panteones antes del día 1, pues se pretende que ese día esté todo el recinto lo más limpio posible.

300.000 euros de inversión
Del mismo modo, Ruth Mateo ha realizado un repaso a las actuaciones realizadas en el cementerio durante este año. Se espera finalizar antes de 2006 el arreglo de todas las calles de cementerio viejo, que están siendo pavimentadas por fases; se ha pintado el túnel que lleva al recinto para que esté más presentable; se ha construido un bloque nuevo de nichos y se ha arreglado la rampa que comunica los cementerios viejo y nuevo. En un par de semanas, según la edil, se instalarán los nuevos bancos en el recinto del cementerio nuevo. Todo ello ha supuesto un coste aproximado de 300.000 euros, unos cincuenta millones de las antiguas pesetas.

(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba