Economía

Villena esquiva por ahora los daños por el granizo

Las pérdidas, que ascienden a 4 millones de euros, se han concentrado en el Medio Vinalopó, l’Alcoià y El Comtat

Las trombas de granizo que se están registrando en los últimos días están teniendo más incidencia de lo esperado sobre los campos de la provincia. Si en una primera valoración se hablaba de 1,5 millones de euros, estimaciones más actualizadas disparan las pérdidas hasta los 4 millones.

Los daños afectan a 1.400 hectáreas principalmente del Medio Vinalopó, aunque también de l’Alcoià y El Comtat. Aparte de la uva, también los almendros, los olivos y algunos frutales han registrado afecciones. Lo peor es que la amenaza de tormentas persiste para lo que resta de semana, por lo que este preocupante balance podría no ser definitivo.

Fue el pasado miércoles cuando una tromba de agua y granizo causaba graves daños en la zona del Medio Vinalopó, y más en concreto en La Romana y la pedanía monovera de La Romaneta, donde se registraban pérdidas valoradas en 1,5 millones de euros. El pedrisco afectó a la uva de mesa, así como a infraestructuras agrícolas como las mallas de protección de las parras, que se vinieron abajo por el peso del hielo acumulado.

Según la información facilitada por Alberto Travé, jefe de zona de La Unió en Alicante, la comarca más afectada ha sido la del Medio Vinalopó, con epicentro en La Romana. Son más de 1.300 hectáreas las que han sufrido destrozos en mayor o menor medida, básicamente en la uva de mesa.

También se han registrado percances tanto en l’Alcoià como en El Comtat, donde el granizo ha dañado almendros y olivares en una superficie de 70 y 40 hectáreas respectivamente. Con todo ello, y contabilizando tanto los daños en los propios cultivos como en las infraestructuras, las pérdidas económicas se sitúan alrededor de los 4 millones de euros.

En el resto de la Comunidad Valenciana también han sufrido percances la zona sur de la Vall d’Albaida y el norte de la Safor en Valencia, con unas 588 hectáreas, y otras 40 en la Canal de Navarrés.


Las lluvias benefician a gran parte de los cultivos

Las lluvias, allá donde no hayan estado acompañadas de granizo, están resultando beneficiosas para la mayor parte de los cultivos de la provincia de Alicante. Así lo señala el presidente de Jóvenes Agricultores, Eladio Aniorte, sobre la base de que ayudará a su desarrollo.

El problema puede venir para aquellos frutos que hayan madurado, como los albaricoques, o, dentro de unas semanas, las cerezas. “El exceso de agua les viene muy mal, porque propicia que se agrieten y queden inservibles para la comercialización”, apunta el representante de Asaja.

[Total:0    Promedio:0/5]
Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba