Historia

Villena, Moros y Cristianos, guerreros medievales zurdos y censura franquista

La Revista Villena desvela cómo la censura modificó la portada de la revista de Fiestas de 1954

Un guerrero medieval Cristiano no podía empuñar una espada con la mano izquierda en la portada de la revista anual de fiestas de Villena (Alicante) de 1954, según la censura franquista, que obligó a que el soldado fuera diestro.

La portada llegó a la imprenta con una imagen que celebraba el nacimiento de la comparsa Almogávares, donde aparecían los emblemas heráldicos de las familias Manuel, Aragón y Pacheco, señores de la ciudad, y debajo un guerrero con la espada en la izquierda y un escudo en la derecha para cubrirse... hasta que llegó la censura de la dictadura.

La anécdota la recogió en la misma publicación el arqueólogo villenero José María Soler en 1990. Y ha vuelto a la luz con motivo de la conmemoración del septuagésimo aniversario de la revista, según adelanta a Efe Pepe Ayelo, director de la casa de cultura de Villena.

Soler contó en su momento que el almogávar que protagonizaba la portada simbolizaba "la potencia guerrera que hizo posible el triunfo de la Santa Cruz sobre la morisma que dominaba en nuestra ciudad", tal como apareció publicado en ese mismo ejemplar.

Pero los diseñadores de la portada no cayeron en que el combatiente medieval era zurdo, y una vez impresa la tirada "hubo que ser retirada para sustituirse por otra similar en la que el guerrero llevara la espada en la mano derecha". El arqueólogo Soler, descubridor del conocido tesoro de Villena de la Edad de Bronce, apostilló con sorna: "Como debía ser". Sin embargo, la misma figura, sin cambiar, apareció en formato más pequeño en la contraportada, sin que la detectaran los censores de la época.

Ayelo recuerda que en aquella publicación trabajaban intelectuales como Pepe Menor, que llegó a colaborar con la célebre La Codorniz aunque el autor de la portada podría ser Blas Hernández "por el dibujo y por la época", corrobora para Efe el hijo del diseñador, Joaquín Blas, quien insiste en que "parece que sí podría ser suya".

Según su hijo, Blas Hernández "era un tipógrafo de la época", un "dibujante, diseñador, impresor que trabajaba para la imprenta Normu, una de las más grandes" de la provincia y de la Comunitat Valenciana.

"Allí, se trabajaba en equipo y muchos de los montajes no se firmaban", como el del guerrero zurdo, lo que podría explicar que esa portada no la haya visto "nunca por casa". Joaquín Blas manifiesta que Normu elaboraba "muchísimos programas de fiestas de moros y cristianos", no solo para Villena sino "también para otras poblaciones como Sax, Elda, Petrer o Alicante". "Incluso desde Alcoy les hacían encargos", rememora, por lo que llegaron a "patentar unos cuadernos, Normubloc, que se distribuían por toda España".


Esperando a la Revista Villena

El hijo del autor de la portada, que también trabaja como diseñador gráfico, admite que la censura pudo alterar el trabajo de su padre "porque lo contó Soler, que era muy amigo suyo", pero confiesa que en aquella época, en la que se trabajaba con "fotolitos de acetato transparente, que luego se insolaban en una plancha de cobre", se producían muchos "errores de imprenta". "Entre los años 40 y 60, a mi padre le ha costado dinero la profesión", bromea, debido a las ediciones que había que cambiar para soslayar defectos.

La conmemoración del aniversario de la revista Villena, que desde los 80 "trascendió el contenido festero", asevera Ayelo, "para convertirse en un anuario que sale entre diciembre y enero con temas sociales e históricos", comenzará "en un mes, aproximadamente". En cuanto sea posible, continúa el director de la casa de cultura, "presentaremos la digitalización de la publicación desde el ejemplar de 1988".

Posteriormente, continuarán con el vertido digital de todos los ejemplares y, por último, "se está preparando un número especial conmemorativo" en el que el guerrero zurdo, previsiblemente, ocupará un lugar destacado.

[Total:1    Promedio:5/5]
Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba