Deportes

Villena, una localidad tenística

Villena es seguramente uno de los puntos donde más intensamente se vive el tenis en la Comunidad Valenciana


El hecho de tener la academia de Juan Carlos Ferrero une directamente al pueblo alicantino con un deporte en el que siempre ha habido grandes dominantes en tierras valencianas.

Villena es seguramente uno de los puntos donde más intensamente se vive el tenis en la Comunidad Valenciana. La localidad alicantina tiene lazos muy intensos con un deporte que sigue dando mucho de qué hablar con jugadores locales y otros formados precisamente en Villena en los últimos años.

El hecho de que allí esté la academia de Juan Carlos Ferrero hace que el día a día de los jóvenes que quieren seguir los pasos del ex número 1 del mundo se congreguen entre las gentes de un pueblo cuyo censo está alrededor de los 34 000 habitantes. De hecho, el foco nacional del tenis se ha puesto en Carlos Alcaraz tras dar sus primeros pasos como profesional, un jugador que se entrena aquí desde hace prácticamente dos años, por lo que está asentado y es casi un villenense más.

El único torneo profesional valenciano

Además, las múltiples pistas muy cuidadas y con tecnología a la última que hay en la academia de Ferrero permiten realizar campus en épocas estivales o congregar el único torneo de la ATP que se disputa en tierras valencianas, el Challenger de Villena.

Es raro que una comunidad como esta, en la que el tenis ha adquirido un gran protagonismo en los últimos años entre los deportes y sus pronósticos, con grandes figuras locales que han triunfado, la apuesta de Valencia por dotar a su gente de mayor cercanía con la élite haya sido nula prácticamente.

Así, se ha dejado pasar a una generación dorada de grandes tenistas que precisamente encabezaba Ferrero, ganador del Open de Francia en el 2003 con posterior nombramiento de número 1 del Ranking ATP incluido.

La continuidad del tenis dorado

Tras él, han venido tenistas como David Ferrer, finalista en 2013 en Francia y uno de los colosos que aguantó en los mejores años del Big Three de la historia del tenis; Anabel Medina, vencedora en la modalidad de dobles en dos ocasiones en el Grand Slam francés y ganadora de una medalla de plata olímpica; o Roberto Bautista, semifinalista de la pasada edición de Wimbledon. También, en este tiempo ha habido otros nombres como los de Pablo Andújar, cuyo caso es similar al de Alcaraz, o David Gimeno, dos tenistas que estuvieron en su momento en el top 100 del Ranking ATP.

Todos estos nombres hicieron o siguen haciendo posible, los que siguen en activo, que los valencianos se sientan muy partícipes de los éxitos españoles en los triunfos colectivos en tenis. Sin embargo, la pobre cercanía de la comunidad con este deporte no ayuda a su implementación a excepción de Villena, uno de los pocos lugares en los que poder disfrutar de las mejores raquetas del mundo de vez en cuando.

Ahora, será el turno para que nuevas generaciones salgan de la escuela de Ferrero o de otros puntos de Valencia para que el tenis de aquí siga copando algunas de las portadas más relevantes de los medios, un mérito que debe recaer por ejemplo en el propio Carlos Alcaraz, ya que si sigue con su progresión, en poco tiempo podría estar compitiendo en los mejores torneos del mundo.

En resumen, gran parte del protagonismo que existe en la Comunidad Valenciana con respecto al tenis está congregado en Villena, un pueblo en el que se toma muy enserio este deporte por sus puntos de unión tanto con su Challenger como por el hecho de que allí conviven los jugadores de la academia de Juan Carlos Ferrero.




[Total:1    Promedio:5/5]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba