Fiestas

Y el ritual de la Mahoma volvió a cumplirse…

Tres años después, Villena recibe a la efigie por todo lo alto

Desde 2019 no tenía lugar, pero tres años después el ritual ha vuelto a cumplirse. La efigie de la Mahoma ya está en Villena. Casi finalizadas las fiestas de Moros y Cristianos de Biar, la efigie fue trasladada a Villena siguiendo una tradición centenaria, previa petición oficial por parte de las autoridades de Villena a las de Biar.

Como siempre, la petición se realizó mediante un pergamino elaborado por Pepe Hernández "Pastillo", un trabajo que no ha pasado por alto la pandemia que nos ha dejado a todos dos años sin fiestas.

Tras su llegada a Villena, donde era recibida por cargos y autoridades civiles y festeras, la Mahoma era escoltada por los arcabuceros, menos que otros años, pero más ruidosos y alegres que nunca, hasta la Casa del Festero, donde permanecerá hasta el 8 de septiembre, fecha en que será devuelta al pueblo de Biar para dar comienzo a un nuevo ciclo festero.

Tampoco faltó a la cita la Banda Municipal de Villena, que en su centenario volvió a disfrutar de un recorrido por las calles a ritmo de pasodoble que hizo las delicias de los cientos de vecinos que acompañaron el desfile hasta la Plaza de Santiago, donde un estruendoso final, mientras se rodaban las banderas, daba la bienvenida a la efigie de Mahoma.

Ahora sí. Tres años después, ya casi rozamos nuestros anhelados Moros y Cristianos.

Fotos: Villena Cuéntame

(Votos: 3 Promedio: 5)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba